A este Villarreal le falla algo, pero no es Marcelino

 

A este Villarreal CF le pasa algo, eso lo sabemos todos. Cada uno tiene su opinión, su visión de los principales problemas que afectan al equipo y para muchos, todo apunta a Marcelino.

 

Como todos los que me leéis habéis podido comprobar, yo no soy de los que carga contra el entrenador, no soy partidiario de cambios de técnico a no ser que vea que el equipo no juega a nada, deja de luchar y se acomode. Sé que esto no vende, no es lo que la mayoría quiere oir, pero es mi opinión, tan respetable (creo) que la de los que piensan lo contrario.

 

Y no creo que sea Marcelino porque veo otros factores que están condicionando al entrenador y por lo tanto, no percibo errores técnicos de bulto como echarle a patadas. Tampoco en mi larga experiencia he podido comprobar que cambiar a un entrenador sea la solución perfecta a todos los problemas y como ejemplo diré que, estadísticamente, en el 90% de los casos no resuelve absolutamente nada.

 

Si, ya sé que Marcelino vino a media temporada tras cesar a su antecesor y dio un cambio revulsivo al equipo que nos catapultó a Primera División y también recuerdo que en aquella ocasión yo sí que abogaba por un cambio de técnico, porque los errores y el bajísimo rendimiento del equipo mostraban bien a las claras que fallaba estrepitosamente la dirección, pero ahora no es eso lo que percibo.

 

El problema principal que yo vislumbro desde principio de temporada es la falta absoluta de desborde por bandas. Este verano nadie criticó (yo tampoco) que el fichaje de los Samus iba a resultar fallido, a todos o casi todos, nos parecían muy buenos jugadores y Castillejo estaba llamado a ser el sustituto de Cheryshev, aportando algo similar a los momentos inolvidables que nos brindó el ruso, pero no ha sido así. Castillejo no funciona, se pierde en sus propios regates, no llega, no centra y lo que es peor, acaba siempre perdiendo el balón y muchas veces provocando una contra.

 

De Samu García mas de lo mismo. Sea por la lesión que sufrió o por falta de adaptación (o las dos cosas a la vez), el malagueño tampoco ha arrancado nunca. Nahuel empezó muy bien y poco a poco se ha ido apagando hasta convertirse en un suplente normalito. Es muy joven y calidad no le falta, pero tiene mucho que aprender.

 

Denis Suárez es el jugador mas diferencial y tal vez, el mejor fichaje, pero no es un jugador específico de banda y encima, le hacen jugar siempre a pie cambiado, algo que nunca me ha gustado. Si Denis tuviese un apoyo por la otra banda rápido y con gran desborde, su aportación luciría mas en mi opinión, pero al ser el único que puede hacer algo, se le echan siempre encima. Juega a ráfagas y cuando se enchufa es el único capaz de desatascar el ataque, pero no es un jugador rápido, de velocidad. Es mas bien un jugón, el mejor que tenemos, pero no es suficiente.

 

Si sumamos a esto que Bruno está lejos de su mejor nivel, Jonathan está muy gris y Trigueros no es un crack, el rendimiento del equipo baja considerablemente.

 

El año pasado cuando robábamos un balón, la mejor salida era siempre hacer un pase largo a Chery y éste, que llegaba como una exalación, asistía a Vietto (otra bala) que remataba el gol. Así ganamos muchos partidos y el equipo ganaba mucha confianza y pegada, pero este año este recurso al que nos habíamos acostumbrado no funciona.

 

Cuando robamos el balón, no hay un Chery que se plante en dos segundos en el área contraria, nos obliga a esperar a que el resto de compañeros ataquen y eso frena y ralentiza inmediatamente las contras, da tiempo a que el rival se repliegue y neutralice la jugada. Encima, la falta de forma de Bruno y Jonathan provocan que muchos pases vayan al contrario, con lo cual nuestros contraataques terminan regalando el balón al rival.

 

A todo lo anterior, cabe añadir el daño que nos han hecho lesiones: Sin Jaume Costa hemos estado unas semanas donde Denis no tenía a nadie para desdoblarle (basante hacía Adrián Marín con defender), Mario tampoco está en su mejor momento de forma y apenas se atreve a cruzar la medular y arriba Soldado y Bakambú son dos islas que no reciben casi nunca un balón en condiciones.

 

Las bajas de Baptistao y Adríán nos han tenido todo lo que va de temporada sin recambios para oxigenar la delantera, mermando considerablemente el rendimiento del equipo en las segundas partes.

 

El sábado pude ver a un Villarreal CF mas intenso, mas sólidiario, pero en contra, Bailly que desde su lesión no se parece en nada a lo que era, dio un cante tras otro, hasta el punto que tuvo que ser sustituido. Marcelino demostró que ya no confía en su banquillo cuando sólo realizó un cambio, el de Baptistao, pero no se atrevió a hacer nada más porque era consciente de que lo que sacaría de recambio empeoraría al equipo (o esa es la sensación que a mi me dió).

 

En estas cosas, el rendimiento del equipo es muy inferior al esperado en juego, aunque no así en resultados, puesto que ser cuarto en esta Liga no es nada fácil, el problema que todos vemos es que para aguantar esa cuarta posición vamos a necesitar mucho mas desde el banquillo y tal y como lo veo, o se ficha a un jugador con desborde por bandas o esto no mejorará.

 

Veo en el filial muchas esperanzas: Leo Suárez está pidiendo a gritos su oportunidad, Cantalapiedra (que debutó ayer domingo) demostró una gran calidad y profundidad, un mal sueño para la defensa herculana. Rodri dicen que es el clon de Bruno y en 2ªB eso es lo que parece y arriba, tenemos dos delanteros que podrían jugar perfectamente en Primera División. Lo de Fran Sol ayer fue espectacular.

 

Pero claro, también queremos que el filial suba y si lo desmantelamos, perderá su privilegiada posición, así que no sé si el club está por esa labor.

 

Con todo ello, no veo al equipo desdibujado y perdido. No veo que no juegue a nada, aunque haya tenido dos partidos muy malos contra Sporting y Betis, el resto de encuentros ha jugado mucho mejor, eso si, con las carencias por bandas que ya he expuesto.

 

Por lo tanto, mi conclusión, es que los problemas del equipo radican en los extremos o interiores, como queramos llamarles y si eso cambia (sea con fichajes o probando a gente del filial como Pedraza, Leo Suárez o Cantalapiedra), el rendimiento mejorará ostensiblemente.

 

Esperemos que haya suerte y Fernando Roig Negueroles pueda encontrar esa pieza que nos falta para acabar de engranar al equipo.

 

Valora esta noticia:
[Total: 0 Average: 0]

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.