El “Submarino Rojo” también sabe ganar

 

Triunfo del Villarreal en Cádiz que deja la eliminatoria encarrilada, con un once plagado de no habituales y un jugador del filial por línea, bueno, en defensa contamos dos si incluímos también a Adrián Marín. Las claves fueron el respeto por el rival y la implicación de todos los participantes.

El partido, vistos los primeros 45 minutos, apuntaba a goleada o a victoria plácida para el Villarreal, pero se sufrió al final por culpa de la expulsión (Adrián vió roja directa en el minuto 60) y la lesión de Israel Puerto que dejó al equipo con 9 a falta de 15 minutos para la conclusión del partido (estaban todos los cambios realizados). Finalmente el submarino se trajo un resultado muy favorable del Ramón de Carranza, trabajando porque además el rival también lo exigió.

Se salda de este modo esta incómoda salida a falta de solo tres días para la disputa del importante partido ante la Real Sociedad, que si se consiguiese ganar consolidaría al Villarreal en la zona noble de la tabla. La nota negativa la ha puesto Israel Puerto, que tras recibir un golpe en la cabeza con Juan Carlos, ha tenido que abandonar el partido y está en observación en un hospital de Cádiz.

Se puede decir que el Villarreal deja atrás su primer bache de la temporada, en el que encadenó tres derrotas consecutivas (Sevilla, Valencia y Zürich). Ahora engancha cinco partidos sin perder y tres victorias consecutivas. El equipo estará arriba, yo nunca he dejado de creerlo.

Valora esta noticia:
[Total: 0 Average: 0]

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.