El equipo B, no va…

Las abruptas rotaciones apunto han estado de costarle un disgusto a los de Escribá. Hoy se ha salvado un punto en un partido flojo, con una línea defensiva completamente nueva, con un 11 inicial con hasta 8 caras nuevas. Por suerte, digo, se ha salvado un punto, porque el partido se puso muy cuesta arriba, cuando pasados solo 23 minutos el Osmanlispor se había puesto dos goles arriba, gracias a sendos errores defensivos (sobretodo el primero).

Hubiera sido una pena romper la dinámica de buenos resultados y volver (otra vez) a enrarecer el ambiente, por esa costumbre de cambiar prácticamente todo un once, estoy de acuerdo con la necesariedad de hacer rotaciones, pero cambiar casi todo el equipo…

No es que sean “malos” los menos habituales, para nada estoy diciendo eso y ni mucho menos lo creo, pero no están habituados a jugar juntos, ni tampoco poseen esa confianza que dan los minutos, por eso -por ejemplo- cambiar el 100% de la línea defensiva es muy, mucho, demasiado arriesgado…

Por lo menos, parece ser que Fran Escribá, que al que suscribe , le parece un buen entrenador, sabe ver sus propios errores. En Radio Vila-real ha declarado al final del partido que “aprenderemos de lo de hoy, yo el primero, elección de sistema, jugadores y lo demás”.

El punto sirve para seguir líder e invicto en el Grupo L. Todo ello tras quedar por disputar dos partidos en El Madrigal (Osmanlispor y Steaua) y uno fuera (Zurich).

Valora esta noticia:
[Total: 0 Average: 0]

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.