Fernando Roig tiene derecho a equivocarse

 

Lo vivido anoche en el Madrigal costará mucho tiempo de olvidar. La ilusión con la que todos (afición, directiva, jugadores) teníamos depositada en la UEL tras el éxito del año pasado que nos llevó a disputar las semifinales, se esfumó en 20 minutos.

El Villarreal CF fue, una vez más, un equipo desangelado, perdido en el campo, sin ideas, sin confianza, previsible, inofensivo e inoperante. Incluso lo que era la mejor seña de identidad en todo lo que va de campeonato, la defensa, hizo aguas por todas partes y le regaló en bandeja la victoria a un rival, eso sí, que demostró ser uno de los mejores conjuntos que han pasado por El Madrigal.

Ya sé que se veía venir, que muchos estabáis desgarrando vuestra garganta avisando de que la hecatombre estaba cerca, que se mascaba en el ambiente al ver la trayectoria irregular y descendente del Submarino en todo lo que va de 2017. Es cierto que la decadencia del equipo es incuestionable: De los últimos 10 partidos, sólo hemos ganado 1 y eso da mucho que pensar.

Los últimos partidos en casa hemos sido un alma en pena, donde todos los rivales de la zona baja nos han pintado la cara y nos han sacado los colores. Lo fácil ahora es hacer sangre, dejar el orgullo de “ya lo decía yo” en lo más alto del pabellón y sacar pecho por nuestra infinita sabiduría futbolística.

No digo que no haya parte de razón en que muchos no veíamos a Escribá como un técnico preparado para dirigir a un conjunto como el Villarreal CF, dado que es un equipo con una excelente trayectoria en los últimos 15 años (con la excepción del 2012 de triste recuerdo) y acostumbrado a lucir en la parte noble de la clasificación. Tampoco voy a negar aquí que se han cometido errores desde arriba hasta abajo, eso es evidente o de lo contrario, otro gallo cantaría.

Pero lo que me parece injusto, detestable y no soporto es leer ciertos comentarios anoche en las RRSS que cargaban insultos y pestes contra nuestra directiva e incluso los había que (por decirlo educadamente) le faltaban el respeto a Roig. Me parece tan fuera de lugar ese tipo de comentarios, tan pueriles y despreciables que ni la excusa de que se emitieran en “caliente” me vale.

Que Fernando Roig (padre e hijo) y Llaneza se han equivocado este año está fuera de toda duda, pero también lo está que a los dos primeros es a quienes mas dinero le ha costado sus errores y quienes mas han puesto de su patrimonio (y salud) para que el Villarreal CF esté hoy en dia donde está y sea un referente mundial en el fútbol. Sin ellos, seríamos un equipo vulgar de la Segunda B que con mucha suerte, alguna vez jugaría en 2A.

Si este año han vendido muy bien y ganado mucho dinero, me parece perfecto, es más, lo alabo y me alegro muchísimo de ello. Que se hayan gastado menos de lo ingresado me parece más perfecto todavía. Al otro lado del Mijares y sobre el rio Turia tenemos 3 ejemplos de equipos que gastaban más de lo que ingresaban y ya véis como están. Se cambiarían cualquiera de ellos por nosotros ahora mismo, sin pestañear.

Si Roig ha ganado mucho dinero este año, os recuerdo que en 2010 perdió 19M de euros (tras haber invertido 140M de su bolsillo) y esos 19 los pagó una vez mas, rascándose él su patrimonio, donde tuvo que hasta vender parte de sus acciones en Mercadona ¿Y los hay que le echan en cara ahora que haya vendido a Pato y no se haya gastado hasta el último céntimo en un nuevo crack de delantero que milagrosamente curaría todos los males? Pues haced unos pocos números, porque el beneficio de la venta de Pato no alcanza esos 19M que el club perdió en 2010 y no digamos las pérdidas que tuvo en 2012 cuando la hecatombre nos llevó a segunda, donde se tuvo que malvender (y pagar los sueldos) de una plantilla acomodada y carísima.

Aún así, Fernando Roig no va a echarse el dinero en el bolsillo. No sé qué mas tiene que hacer para que la gente se dé cuenta que el Villarreal CF es su pasión, su “hijo” mimado, al que quiere con locura y que todo el dinero que ha ganado con los traspasos acabará reinvertido en el club, no en su cuenta corriente. A estas alturas, me da vergüenza tener que recordar esto.

Si no se ha invertido en el mercado invernal no es por desidia, ni por no haberlo intentado. No se ha fichado porque este mercado es muy muy limitado y lo que queríamos fichar no estaba disponible o era extremandamente caro, fuera de nuestras posiblidades.

El club trabajó a destajo hasta el último segundo, pero no encontró lo que quería y gastar por gastar es la peor idea en la historia de las malas ideas.

Es indudable como he dicho antes, que este año se han equivocado, que ficharon jugadores como Soriano y Sansone de los que nadie duda de su gran calidad y que no están rindiendo al nivel que deberían. Santos Borré, a quien se tuvo que fichar con prisas por las lesiones casi seguidas de Bakambú y Soldado no ha aportado nada de nada. En cambio, Álvaro (tan criticado cuando vino) se ha ido asentando en el equipo y en enero ha sido de los más destacados. José Ángel mas irregular, aunque los dos últimos encuentros lo ha hecho un poco mejor.

El entrenador no da la talla, ha cambiado la forma de jugar a un estilo para mi ya superado y que sólo practica de forma similar el Barça que, curiosamente, también le endosaron un 4-0 el pasado martes. El toque toque cansino, lento, previsible se vuelve inoperante hoy en día aunque tengas jugadores del nivel de Messi, Iniesta o Nilmar como le está basando al Barcelona; no digamos pues lo que le ocurre al Submarino que no cuenta con jugadores de ese nivelazo.

Está claro que los jugadores ya no creen en lo que hacen, juegan siempre de espaldas a la porteria contraria, con pases cortos, horizontales e inútiles. Nadie encara, nadie desborda, nadie chuta a portería, les da casi miedo y así el contrario se crece porque ve que somos inofensivos y acaba dándonos un buen susto.

Si, nos hemos equivocado, pero creo que Roig tiene todo el derecho del mundo a ser humano y equivocarse y si este año las cosas no están saliendo bien, estoy seguro que es el primero en estar mas que disgustado y pensando como enderezar la situación. Es más, tengo plena confianza en que tomará nota para que el año que viene las cosas sean muy distintas.

Me parece que lo justo es darle ese voto de confianza que tan a pulso se ha ganado.

 

Enric Martí
Experto en economía. Fundador de Econectia. Aficionado del Villarreal CF y colaborador de SubmarinoAmarillo.net

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *