La afición inclina la balanza ante el Astana

El Villarreal ha logrado empezar con buen pie la fase de grupos, ganando al Astana por 3-1. El submarino un tanto apático tras el gol inicial de Sansone, dio demasiadas concesiones a un rival visiblemente inferior. Los kazajos lograron empatar el encuentro mediada la segunda mitad y es aquí cuando el papel de la afición fue decisivo, que con gritos de aliento levantó al equipo que finalmente encontró la victoria gracias a los goles de Bakambu y Cheryshev, que hoy retornó a lo grande, sin duda esta es la mejor noticia.

El equipo de Fran Escribá lidera su grupo europeo junto al Slavia de Praga, ambos con 3 puntos. Esto acaba de empezar y no hay que confiarse, el Astana estuvo a punto de “pescar” en Vila-real.

 

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *