La gran pifiada

Tropezar con la misma piedra, no aprender de tus errores, para volver a pifiarla, una vez más. Rotaciones desmesuradas, algunas en zonas tan delicadas como la defensa, poco respeto al rival de forma generalizada, una y otra vez, jornada tras jornada (hablamos de competición europea), hasta llegar al límite de volver a errar en un partido tan importante como el de hoy.

Ahora el Villarreal se ha complicado la vida en Europa League y tendrá que ir a jugarse la clasificación a Zurich. Esperemos que no nos de allí por menospreciar al rival y a cambiar casi todo el once de golpe otra vez.

Hoy el Osmanlispor le ha comido la tostada al submarino, sin paliativos. Ha apretado sin posesión, no ha dejado maniobrar al Villarreal, forzando errores en la entrega y salida de balón. Ha sabido buscar su oportunidad cuando el Villarreal se ha destapado. La diferencia ha sido, tal vez, que ellos si han respetado a su rival.

Escribá dice que la Europa League es una competición ilusionante, ha llegado a decir que debe aspirar a ganarla, pues el respeto que le guarda no parece ajustarse a este discurso. Nos tocará sufrir en un grupo que no posee ningún equipo que -sobre el papel- supere al Villarreal. Sufrir y ya veremos. Es lamentable.

Valora esta noticia:
[Total: 0 Average: 0]

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.