A la segunda fase, por la puerta grande

Ya tocaba, después de que en los últimos tiempos lo habitual fuera “fer el Paquito” en la liguilla de clasificación, complicándola hasta el final, contra rivales con los que “a priori” nos frotábamos las manos, comprometiendo no solo ya la clasificación a la siguiente ronda, si no también los sorteos posteriores, complicándolo todo de manera extrema y casi surrealista.

Esta vez no, salvo en la sorpresa en casa contra el Praga (2-2), el Villarreal ha sabido -por fin- este año solventar la papeleta, con solvencia, dejando para el trámite el partido restante ante el Macabi de Tel Aviv, en un diciembre cargado de partidos difíciles.

Este equipo ha recobrado la ilusión y ha hecho recuperarla a una afición que no se sentía identificada con lo que veía en el rectángulo de juego en la anterior etapa de Escribá. Se juega como se entrena dicen, se podrá perder, ganar o empatar, pero al equipo se le ve de lejos que cree en la idea y en lo que hace, es algo que se ve plasmado en cada jornada.

Calleja no se corta en dar -cuando lo necesita- protagonismo a los que conoce de sobra, los que vienen de abajo, llamando a la puerta. Son jugadores que han crecido (y siguen haciéndolo) con él. Hoy uno de los hombres del partido ha sido Raba, que debutaba en competición europea a lo grande, con un soberbio partidazo y con un golazo espectacular.

Se respira ilusión en la ciudad, entre el resto de la hinchada repartida por la provincia y resto del mundo groguet, el Villarreal no debe tener techo en ninguna de las competiciones. Se puede luchar por lo máximo, equipo y afición creen.

Jorge Llorens

Creador de SubmarinoAmarillo.net en 2007. Aficionado del Villarreal CF, coleccionista de crónicas, fotos y vídeos históricos del Submarino Amarillo.

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *