Los fichajes más caros de la historia del Villarreal

El parón y el cierre del mercado nos permiten seguir jugando con los números de los traspasos. Y uno de los juegos más entretenidos es el de ver la clasificación de los jugadores más caros. Pero hay un problema que impide hacer un parangón fiable entre traspasos lejanos en el tiempo: la inflación. La industria del fútbol sufre de una tasa de hiperinflación mucho más alto que otros sectores. Por eso algunas páginas web especializadas en economía crean clasificaciones corregidas por la tasa de inflación. Pero esta solución puede no ser satisfactoria. Para entenderlo miramos la diferencia entre los últimos dos traspasos más caros que se hayan pactado.

En el 2016 el Manchester United compró Paul Pogba a la Juventus por una cifra cercana a los 105 millones de euros. Fue el traspaso más caro de la historia, superando el de Bale al Real Madrid por cinco millones, que fue cerrado tres años antes. Pero el verano siguiente Neymar se fue del Barcelona depositando el valor de su cláusula de rescisión: más o menos 223 millones de euros. Una cifra más que el doble del precedente récord. Corregir esta cifra con el valor de la inflación nacional, que Europa trata de mantener por debajo del 2% por año, no ayuda mucho. Con esta operación el valor medio de los traspasos han subido bastante: el Barcelona ha utilizado este dinero para comprar a cantidades fuera del mercado un jugador que pudiera sustituirlo y siguiendo este dinero se ha ingresado en el mercado europeo haciendo subir las cifras mucho más que el valor nominal de la inflación estimada.

Por esta y otras razones hoy la venta de Víctor Ruiz, por un valor marginal para el Villarreal, se ha pactado por una cantidad (tres millones) que habría sido el registro más importante del mundo del fútbol al principio de los años 80. Entonces ¿cómo se podría comparar ventas de épocas muy lejanas sin que la inflación pueda afectar al cálculo? En este caso he utilizado un valor bastante sencillo: la relación entre la cantidad del traspaso y el presupuesto del club de esta temporada. Este coeficiente refleja el esfuerzo económico que el club ha tenido que soportar para cargarse un fichaje, independientemente de la inflación. El único problema ha sido establecer el real valor del presupuesto amarillo por cada temporada. Por ello, antes que la clasificación, voy a explicar que cifras he tomado.

Temp.Presup.Fuente
1996/972Jamieson
1997/983,31Prensa
1998/9913,41Prensa
1999/0012Jamieson
2000/0124,04Prensa
2001/0230Prensa
2002/0327Jamieson
2003/0431Jamieson
2004/0535Jamieson
2005/0637Jamieson
2006/0777Cierre
2007/0863,81Prensa
2008/0982Prensa
2009/1096Cierre
2010/1184,628Cierre
2011/1289,636Cierre
2012/1369,575Cierre
2013/1462,099Cierre
2014/1576Cierre
2015/16110,346Cierre
2016/17112Cierre
2017/18144,5Cierre
2018/19136,8Prensa

En blanco está el presupuesto al cierre del ejercicio, es decir no el presupuesto original, sino lo que ha estado cumplido al final del año. Esto porque el presupuesto original es lo que la entidad asume que puedan ser gastos e ingresos, mientras al cierre del ejercicio se cuenta lo que se ha ingresado y gastado de verdad. Por ejemplo si la Junta de Socios aprueba un presupuesto de diez millones y en el verano vendo mi mejor jugador por otros diez, podré invertir en el mercado mucho más de lo que esperaba y el esfuerzo económico por un fichaje sería mucho menor de lo que hubiese estado sin poder ingresar los diez millones inesperados.

En celeste están los datos tomados por la prensa que reflejan el presupuesto original, es el caso de la temporada 2007/08, o datos asumidos por ellos. En el caso de la temporada 2008/09 diferentes periódicos asumían cifras distintas (72, 75, 82) pero decidí escoger la más alta por los ingresos de la Champions League. Pero es también el caso de la temporada pasada, la 2018/19, porque el cierre del ejercicio ocurrirá en diciembre, y solo en esta fecha sabremos la cantidad real del presupuesto final. Los que quedan son datos hallados en el libro “Yellow Submarine” de Jamie Sanderson, periodista futbolístico que ha estado en Villarreal por un par de años para escribir ese libro documental. Pues aquí está el top ten:

#Jugador%€€
10Gerard Moreno14,6220
9Rossi15,6710
8Kromkamp16,226
7Ballesteros17,474,2
6Arruabarrena18,724,5
5Guayre20,006
4Riquelme21,628
3Cagna23,332,8
2Víctor24,966
1Palermo31,827,65

Como siempre hay que recordar qué es un juego de aproximación: no conocemos los presupuestos oficiales de las temporadas más viejas y hasta las cantidades de los traspasos son aproximadas. Además en los primeros años de la era Roig el presidente puso mucho de su propio dinero para construir un equipo que no podía asumir el riesgo de fichajes tan caros. Pero hablar de Enes Ünal o Sansone como unos de los fichajes más altos de la historia no rinde justicia a lo que se hizo para comprar jugadores como Palermo o Víctor.

Valora esta noticia:
[Total: 3 Average: 5]

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.