El resultado de luchar desde el minuto cero

El partido vivido la noche del lunes en el Madrigal es uno de esos encuentros que permanecerán en la memoria de nuestra afición durante mucho tiempo. Delante, estaba el Atlético de Simeone, un conjunto hecho y preparado para intentar pelearle la Liga a todo un Madrid o Barça, nada menos.

Es verdad que este Atlético no es tan efectivo como en temporadas pasadas. Algo le ocurre a los de Simeone que no acaban de decantar los partidos a su favor a pesar de su gran calidad, lucha y ambición. Son cosas del fútbol dicen algunos.

Lo cierto es que, a pesar de que los colchoneros no atraviesan su momento mas dulce, no por ello dejan de ser uno de los grandes de esta competición y tampoco están acabados ni mucho menos. A mi personalmente, visto lo de ayer, me pareció un equipo muy peligroso, compacto, que sabe muy bien a lo que juega, con hombres muy rápidos y habilidosos, una gran defensa y un poderoso centro del campo. No vi un equipo desangelado ni poco competitivo, todo lo contrario; los rojiblancos pelearon hasta la extenuación y hasta el último segundo de partido y en ningún momento mostraron flaqueza ni falta de intensidad.

Por todo ello, la victoria contundente de anoche es mas importante y reconfortante de lo que parece. El Atlético tiene un equipazo, cierto, y juega muy muy bien a fútbol, pero delante se encontró a un Submarino que ofreció su mejor cara, aquella que vapuleó al Celta, le empató al Madrid en el Bernabeu, desarboló al Sevilla (aunque no ganó de milagro) y nos ha mantenido arriba desde el principio de temporada.

Ayer los amarillos se dejaron las tonterías en casa, se abrocharon el mono de faena y salieron a luchar desde el minuto cero. Y lo hicieron con mucho oficio, ambición, una intensidad sobresaliente, control del balón cuando había que tenerlo, contraataques mortales cuando se presentaba la oportunidad, contundencia en las faltas y recuperaciones de balón, presión axfisiante cuando el rival tenía el esférico, calidad en los momentos clave, solidaridad entre todos los jugadores para actuar como un bloque, garra, fuerza y definición como hacía tiempo que no veíamos.

Fue un duelo de titanes, pero ganó el mejor y ese no fue otro que el Villarreal CF. Y se ganó al mejor conjunto que ha pisado el Madrigal esta temporada.

Es cierto, como apuntaba Simeone, que si hubieran materializado alguna de las oportunidades de la primera parte el partido habría sido otro. Puede que tenga razón, pero habría que contestarle al Cholo con su mismo argumento: Que si los nuestros llegan a materializar todas las oportunidades, habríamos ganado igualmente. Porque ellos tuvieron algunas muy claras, pero nosotros también y además, sumamos el acierto en dos de ellas.

Nunca se sabe lo que podría haber ocurrido, eso no es historia ni ciencia, es pura especulación y la mayoría de las veces, fruto de la desesperación o impotencia cuando ves que tu contrario ha sido mejor que tú y te ha ganado justamente, porque no creo que nadie pueda discutir que el Villarreal CF fue el justo ganador de un gran encuentro entre dos grandes del fútbol español.

Analizar lo que le falta al Atleti este año es cosa de su afición y entrenador, yo me centraré en lo nuestro que son los de amarillo y anoche vi la versión top de nuestros mejores jugadores disponibles, porque teníamos hasta 8 bajas si las cuentas no me fallan y muchos de ellos, grandes jugadores titulares indiscutibles como Musacchio, Bakambú, Cheryshev, Castillejo o Soldado.

El rendimiento de los que jugaron fue tan elevado que es casi injusto destacar a alguien, pero como no hay otro remedio que quedarse con alguno, creo que debo elegir a Trigueros. El de Talavera es en mi opinión, el mejor medio-centro de España a dia de hoy, sin discusión diga lo que diga Lopetegui.

Cerebral, letal si le dan portería, rápido, habilidoso, disparo fuerte y colocado. Se ha dejado atrás cualquier complejo y se echa el equipo a la espalda liderando la creación y ataque.

De sus botas salió el primer gol que le había fabricado un implicado y motivado Pato (muy bien anoche).

De Bruno no sé qué mas se puede decir que no haya llenado miles de páginas. Es el baluarte, el dueño del medio del campo y anoche se comió literalmente la parcela frente a sus rivales. Soberbio y creativo, sacrificado en la recuperación e inteligente para filtrar esos pases que tanto daño hacen.

Soriano espectacular. Se ha quitado esa manta de encima que le tuvo muy gris en algunas jornadas y anoche mostró su mejor cara. Hizo de la banda izquierda un foco constante de peligro y estuvo omnipresente en todo el campo. Rubricó su gran partido con el tercer y definitivo gol.

Arriba un peleón Sansone era un mal sueño para la defensa atlética. El italiano estuvo eléctrico, contundente y muy participativo. Sólo le faltó un gol para dar un broche de oro a su actuación.

Dos Santos estuvo brillante, desequilibrante y sacrificado en defensa cuando era necesario. Marcó el segundo gol en una jugada de segunda línea en la que se anticipó perfectamente a la defensa rival. Atento, luchando constantemente, implicado. Demostró que si juega así, es de los mejores jugadores del equipo.

En defensa estuvimos infranqueables. Ruiz y Álvaro no cometieron ni un solo error, se anticiparon siempre a sus oponentes, les ganaron por arriba todas y cada una de las pelotas colgadas por el rival que cuenta a balón parado con una de sus principales armas dada la facilidad de sus hombres para el remate.

Incluso Alfonso estuvo rapidísimo en todos los cruces, no dando opción alguna a que se le pudiesen anticipar.

Y en bandas, Costa estuvo estratosférico. Se enfrentó nada menos que a Grizman, que anoche debió de soñar con el bueno de Jaume. Además, se desdobló en ataque perfectamente coordinado con Soriano.

Mario estuvo mucho mas participativo y aplicado en defensa que otras veces, aunque el único pero se lo pongo en ataque donde no se dejó ver demasiado. Aún así, un buen partido del canterano e internacional amarillo.

Y para cerrar este análisis dejo para el final a Asenjo, Zamora de la Liga, ganada a pulso minuto a minuto.

Lo de este hombre es de otro planeta: Por arriba es amo y señor, bajo palos está siempre que hace falta y allí apareció para sacar sus manoplas cuando el Atleti disparó con peligro.

Da una enorme seguridad a sus compañeros, que saben que tienen un muro detrás. Además, como buen portero, no tiene miedo a salir y actuar de libre cuando nos ganan la espalda, desbaratando el peligro antes que se produzca.

Nos ha dado no sé cuántos puntos este año y lo que le queda. Para mi, el portero español más en forma del campeonato.

Jugando como en la noche del lunes, estaremos en la zona noble, pero hay que seguir así, no se puede quitar el pie del acelerador, porque sin intensidad, garra y actitud, no se gana a nadie en esta Liga.

Valora esta noticia:
[Total: 0 Average: 0]

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.