Madrid 1-Villarreal 1: Que esto no se acabe nunca

Foto: Sergio Asenjo

 

El Villarreal con su plan “B” ha conseguido arañar un punto en su visita número 16 al estadio Santiago Bernabeu. Pocos o nadie daban un duro por un submarino que salía hoy con los menos habituales, Marcelino se ha mantenido fiel a su política de rotaciones y hoy era el día para los Bailly, Dorado, Gerard, Sergio Marcos, Moi, Gio, etc…

Al final este bloque demuestra que salga quien salga sabe a lo que juega, que tiene las ideas claras y funciona. Demuestra que es uno de los más competitivos que hemos podido disfrutar en las 15 temporadas del club en Primera, más allá de la época de los cracks, hablamos de bloque y estilo. Y esto es competencia y mérito de Marcelino.

El punto hasta incluso pudo ser victoria, si Vietto no resbala cuando iba a encarar solo a Casillas o si su remate posterior de cabezazo perfecto no la llega a sacar Iker con una memorable intervención.

Bailly apunta maneras, hoy ha protagonizado una buena actuación, aunque tiene que pulir cosas. El penalti que le hace a Cristiano es de libro y evitable. También debería ser evitable que en las decisiones arbitrales la balanza siempre se incline del lado de los grandes, no es concebible es que luego Carvajal le haga lo mismo a Moi Gómez en el área blanca y González González no vea nada.

El punto es anímica y moralmente oro, el equipo puede competir contra cualquiera y ahora debe intentar levantarle un 3-1 al Barcelona. Es lo que hay que intentar el miércoles y el primer gol lo marcará la grada, horas antes ya está toda la afición citada en los aledaños para esperar el bus y ambientar la previa como merece una semifinal. Con este Villarreal nada es imposible.

Valora esta noticia:
[Total: 1 Average: 5]

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.