MERCADO: ¿Cuanto ha ingresado el Villarreal?

Cuando se habla del dinero que el Villarreal se ha gastado o ha ingresado en el mercado no podemos tomarlo demasiado en serio. Primero porque si los que manejan las cantidades exactas no las desvelan, todo lo demás sólo pueden ser aproximaciones, y muchas veces se alejan de la realidad. (Por ejemplo si en España se fijó la compra de Soldado a diez millones y en Inglaterra toda la prensa aseguró que fueron dieciséis, estamos hablando de una discrepancia del 60%: un porcentaje demasiado alto para ser considerado fiable.) Segundo porque cualquier análisis que no tenga la cuenta del valor de las amortizaciones y de las fichas de los jugadores sería bastante lejana de lo que pasa de verdad. Sin embargo podemos tratar de jugar a ver que se puede sacar de los datos que se encuentran en la web.

Pero antes de empezar este “juego” hay que marcar algunos puntos. Lo más importante es entender que algunos clubes, como el Villarreal, cierran los estados financieros cada 31 diciembre como muchas sociedades ajenas del deporte. Pero los órganos futbolísticos suelen exigir esta documentación por temporada, es decir en el periodo que hay entre el 1 de julio de cada año hasta el 30 junio del año siguiente. Esto significa que la entidad tiene que producir la rendición de las cuentas en dos momentos del año. Entonces, si nos fijamos en lo que le interesa a los órganos futbolísticos, sería más oportuno hacer la tarea con los ejercicios por temporada. Es decir que todo lo que pasa antes del 30 de junio 2019 hay que inscribirlo en el ejercicio 2018/19 y desde el 1 de julio abrir otro.

A ver. En junio el Villarreal ha vendido cinco jugadores: Sansone y Soriano al Bolonia, Fornals al West Ham, Ruben Semedo al Olympiakos y Chéryshev al Valencia. Si queremos razonar en términos de temporadas estas ventas deberían ser registradas en el pasado ejercicio. Empezamos por los italianos: la prensa italiana aseguró que han sido traspasados por quince millones, mientras la española dijo dieciséis. Yo asumo que el millón de diferencia sea la cantidad que han ingresado los agentes o los intermediarios: es decir que el Bolonia tuvo que pagar dieciséis pero sólo quince han ingresado a las arcas del Villarreal. Pero de hecho el Submarino Amarillo ingresará aún menos por el mecanismo de solidaridad que fija un 5% a los clubes que han formado los jugadores: el cinco por ciento de quince son 750mil euros. Al final yo contabilizaría sólo 14,25 millones.

Capítulo Fornals. De los veintisiete millones, sólo el 4% hay que quitarlos (porque entre los doce y los veintitrés años ha pasado un par de temporadas en la cantera grogueta, entonces este 1% residuo el Villarreal tendría que enviarselo a sí mismo): en este caso hay ha que sustraer 1,08 millones, al neto pongo 25,92 millones. Lo de Rúben Semedo es más complicado, porque de los 4,5 millones, no sólo hay que quitar 225mil euros de solidaridad, sino que también el 20% del traspaso (900mil euros) como establecido con el Sporting CP al momento de su fichaje. En su caso quedan 3,375 millones. Acabamos con Chéryshev: deberían ser entre 5,5 y 6 millones, ponemos el menor: cinco y medio, menos el 5%, son 5,225. Total: 48,77 millones.

Hay que decir que estos jugadores habían costado al Villarreal más de lo que pudo ingresar: 28,917 millones por los italianos (datos oficiales desde los ejercicios de los clubes italianos: 27,8 por los jugadores y lo demás para servicios de intermediación), 14 por Rúben Semedo, 11,91 por Fornals (11,225 por el jugador más 686mil euros por intermediarios; por eso algunos periódicos hablaban de once millones y otros de doce. Estas cantidades son ciertas porque se pueden extraer en las cuentas anuales del Villarreal, que entre el 1 de julio y el 31 de agosto 2017 no tuvo otras operaciones). Pero si hablamos de plusvalías el Villarreal ha ganado porque el valor residuo de los jugadores disminuye cada año, en la misma manera que cualquier objeto que compramos pierde valor con el tiempo. Pero eso es otro asunto y no hay espacio para hablar de todo.

imagen 2 - MERCADO: ¿Cuanto ha ingresado el Villarreal?

Vamos con el nuevo ejercicio. El Villarreal ha vendido sólo dos jugadores: Víctor Ruiz y Alfred N’Diaye. Lo de Ruiz es más sencillo: tres millones menos el cinco por ciento son 2,85. Lo de N’Diaye es más interesante. El Villarreal ha aceptado los seis millones del Al-Shabab. Cuando lo leí me sonaba extraño porque el periodista de Cadena SER Óscar Egido había escrito un tweet donde estaba segurísimo que al no subir a Primera la cifra de compra obligada por el Málaga habría subido desde seis hasta 7,25 millones. Entonces ¿por qué el Villarreal debería aceptar seis si por contrato cobrará 7,25 en menos que un año? Me percaté enseguida. Por tener que compartir una ficha altísima: 3,2 brutos, significa 1,6 por parte. Entonces en una temporada más el Villarreal habría cobrado 1,25 millones más pero esto habría servido para pagar su parte para el salario del jugador. Ya me cuadra. Esto de N’Diaye debería ser a seis millones ya, menos 300mil euros de solidaridad, los fijo en 5,7.

imagen 1 - MERCADO: ¿Cuanto ha ingresado el Villarreal?


Además de esto habría que contabilizar también lo de Rodri. Aunque si se ha hablado de seis millones, deberían ser casi el doble. A ver el porqué. Rodri fue vendido por veinte millones más cinco en variables y un porcentaje sobre la futura venta entre el 10% y el 15%. Después de una temporada ha sido vendido al Manchester City por el valor de la cláusula. Cuando esto ocurre el club que vende, el Atlético de Madrid en este caso, suele compensar todos los variables abiertas al club de origen hasta el máximo. Esto lo sabemos gracias a los muchísimos contratos publicados por Football Leaks. El porcentaje es más difícil de calcular pero asumiremos el peor escenario posible: que el porcentaje sea 10% y no el 15% y que hay que calcularlos sobre la cantidad que sobrepasa lo que pagó el Atlético: es decir setenta menos los veinticincos pagados: sería el 10% de 45, más bien 4,5 millones. Este es el peor escenario posible porque podía asumir que sea el 15% de 45 o de 70 o el 10% de los setenta. En este caso serían cinco variables más cuatro y medio por el porcentaje del traspaso, pero hay que añadir también los derechos de solidaridad (1,75 millones: o sea el 0,5% de los setenta para cinco temporadas) y en este caso también los derechos de formación (activados por ser el primer traspaso del jugador al extranjero) que serían 450mil euros (90mil de la categoría I del grupo Uefa por cada temporada en la cantera). Cuenta total: 11,7 millones. Lo único que puedo sacarle serían los cinco millones de variables: si se hubieran activado todas en los primeros meses se contabilizarían en las cuentas del 2018, pero en los últimos doce meses el Villarreal se ha garantizado estos doce millones más los veinte del principio.

Entonces, como siempre, vamos a asumir que el Villarreal va a ingresar lo menos posible: sólo 6,7 por Rodri (digamos que los otros cinco se han contabilizado en el año pasado). En este nuevo ejercicio que irá actualizándose con las operaciones de enero y junio 2020 el Submarino Amarillo ha ingresado 15,25 millones. Si queremos hacer una cuenta anual digamos 64 y pico.

Capítulo fichajes. Esto es más simple: Rubén Peña ocho, Ontiveros siete y medio, Albiol cuatro (cifra confirmada por La Gazzetta e Il Corriere dello Sport, los dos periódicos futbolistícos más importantes de Italia) y Moi Gómez 1,3 millones. Total: 20,8. Si queremos cerrar las cuentas anuales hay que añadir la venta de Layún por cuatro millones y el fichaje de Iborra por diez. Al final el saldo positivo sería de 37,47 millones. Si queremos hablar del nuevo ejercicio el Villarreal ha gastado 11,3 millones más de lo que ha ingresado (esperando lo que irá a cobrar por Álvaro González y todo lo que pasará en el futuro).
En fin tengo que subrayar dos puntos. El primero es que este es solo un “juego” de simulación aproximada, porque lo que cuentan los estados financieros no son sólo los jugadores sino todo el capítulo de ingresos y gastos de un equipo, entonces deberíamos de hablar de plusvalías, fichas, amortizaciones y un montón de asuntos que no conocemos en detalle (aunque si podríamos calcularlos leyendo las cuentas anuales pasadas). Y el segundo es que Roig muchas veces ha hablado de un modelo de gestión económica basada en ciclos de cuatro, cinco años. Y en esta perspectiva el Villarreal en el ejercicio 2016/17 gastó 85,4 millones de euros (dato oficial de las cuentas anuales del club) comprando a Enes Ünal, Rúben Semedo, los dos italianos, Álvaro González, N’Diaye, Cristian Espinoza y Pato. Si las fechas no cuadran es porque hay que considerar sólo lo que pasó entre el 1 de julio de 2016 y el 30 de junio de 2017, en este periodo sólo se vendió a Pato por 18 millones (menos el contributo de solidaridad y un porcentaje de traspaso). Es decir qué es un “juego” donde hay demasiados factores para ponerlo claro y redondo como nos cuenta Transfermarkt.

Valora esta noticia:
[Total: 3 Average: 5]

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.