No es momento de lamentaciones

Ahora no es el momento de los lamentos, es el momento de la cabeza alta. Estamos en la zona privilegiada de la liga, en la zona privilegiada de la Europa League y con todo en nuestras manos para pasar en la Copa del Rey.

El equipo da malas sensaciones de juego, pero es el momento de la afición, de levantarlos, de llevarlos en volandas como tradicionalmente se dice, de ese balón que tienen dudas si dar un carrerón para llegar, hacerles llegar con nuestro aliento, de ese balón perdido corresponderles con aplausos, ánimos, y empuje desde la grada y no con silbidos.

¿Qué queremos ser, un equipo y una afición acomodada? ¿O un equipo insaciable y una afición incansable? Ahí esta la diferencia en caer eliminados contra el Huesca o en plantarnos en las semifinales pasando tres eliminatorias por casta, garra, orgullo, calidad y decir: “¡Esta temporada nada nos evitará llegar a la final!”. Sempre endavant!

Néstor Meseguer

Valora esta noticia:
[Total: 0 Average: 0]

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.