Pato y el Rock del Submarino!

Un texto de Juan Pablo Sorin:

Villarreal CF no para de crecer. De expandir sus fronteras. La última misión fue meterse en el FIB (Festival Internacional de Benicassim) culto entre los rockeros que invaden las playas y los campings en busca del sonido deseado, el espíritu adolescente y días de aventuras al ritmo de bandas como Muse, Florence and The Machine o The Cure algunos de los participantes en estos últimos años. El stand del submarino con su “metegol”, sus jugadores estáticos para sacarse fotos y el picado entre rockers fue una buena movida para el inicio del movimiento “ Endavant Cultura. Y justo en esta semana de pre-temporada faltaba una noticia deportiva para moverse al ritmo de Jagger. Llega Pato, que justamente anda necesitando de rock. De emociones. Y de divertirse y así enloquecer a los hinchas groguets de resaca después del gran 2015/16.

En Brasil

Se lo critica. Se lo masacra. Meten la aguja sin anestesia en su falta de compromiso. Y la herida sangra. Sin embargo, él no contesta. No hubo un programa deportivo de radio o de televisión, ni siquiera en los diarios que dejaran de hablar de la situación de Alexandre Pato en los últimos 15 días en Brasil.
Menino de ouro, grande promessa, futuro craque…Todas aquellas condiciones inmensas demostradas con 17, 18 años fueron convirtiéndose en fantasmas de un jugador ideal e imaginario que Pato debía corresponder. Sin embargo, su pronto exilio al Milan, su falta de minutos y su propio carácter hicieron desvanecer esa ilusión popular para convertirla en una desaforada crítica constante. Críticas a su manera de vivir, a sus elecciones sentimentales, a sus fotos en revistas de moda y las más dolorosas, a sus supuestas “ no ganas” de jugar al fútbol. Escuché de todo a lo largo de la “era Pato” de vuelta en Brasil y este pequeño impasse solución sin sentido, que fue su préstamo forzado al Chelsea.
Pero más allá del tono o de la intención en las observaciones hacia este delantero fino y técnico, hay otra unanimidad : nadie duda de sus condiciones!!
Y es ahí donde comienza esta batalla psicológica, de odios y de indiferencia hacia un jugador de fútbol. Que muchos lo admiraron, lo elevaron en su propia inconsciencia y ese tipo los defraudó. Justamente,por ser como es. O por lo que piensan, desde afuera que es.
O sea la dimensión que Pato podría llegar a alcanzar a nivel futbolístico y que no fue tal…hizo enfurecer a sus admiradores y luego detractores. Todos perseguidores de un ideal. Bronca vox populi por ese chico tener todos para ser y dejar pasar la oportunidad sin despeinarse.

 

Lo cierto es que luego de su “cavadinha” el famoso penal “a la Panenka” contra Gremio en aquella semifinal de Copa de Brasil le costó humillación en el vestuario, desgaste absoluto con los dirigentes y la hinchada de Corinthians, y vio su imagen deformarse como si fuera un Dorian Gray moderno, narcisista que ve llegar su ocaso en la inercia de no entender el por qué…

Pato juega muy bien al fútbol. Osorio, actual entrenador de la selección de México, lo sabía y le dio una dosis de confianza absoluta que a veces ciertas personalidades precisan, como el abrazo de un amigo. Hizo una buena temporada y juntos con los últimos partidos de Rogerio Ceni incluídos clasificaron al San Pablo a la Libertadores (llegó a semifinales en esta edición 2016 ya sin Pato). Pero la pesadilla de la burocracia, los valores altos y los comentarios crueles comenzaron nuevamente. Se especularon mil y una alternativas…llegó la fachada Chelsea y el fuego se apagó hasta este inicio de julio, cuando se lo vio a Pato nuevamente entrenando con la camiseta del Corinthians.

Entonces, como si fuera un héroe silencioso que salva a las víctimas de un final de heridas abiertas, aparece un equipo que siempre, desde Roig-Llaneza, le tuvo la medida al mercado: El Villarreal. De gran ojo en Sudamérica ( vale solo recordar aquella Champions 2005/6) ahora vuelve a apostar por un jugador en “baja” para hacerlo crecer de la mano de un equipo que funciona de memoria y muy bien con el eficiente Marcelino. Que le exigirá compromiso desde el día 1 y a la vez mucha calma extra campo para poder renacer, como los jugadores de su tamaño desean.
Los interrogantes comienzan, ahora sí, en el propio ser interior de Pato del cual les contaba escuché las cosas más absurdas y originales en estos tiempos nebulosos…
Será que quiere? Será que se compromete? Será que al no tener el peso y la presión que tenía en Brasil consigue resurgir ? Yo creo que va a una Liga (para mi la mejor del mundo) ideal para la calidad de su fútbol pero que requiere como en cualquier lugar, donde seas extranjero, de amor propio y ambición deportiva. Ese fuego sagrado que mucha gente dice que Pato no tiene. Yo mantengo la esperanza, no de ver nuevamente a ese futbolista promisor de 17 años, y sí a ese tipo más maduro, al jugador con victorias encima, con su experiencia de vida y también vapuleado por tantas decepciones deportivas y criticas aleatorias.

Es tiempo de Pato. Es tiempo de rock

Juan Pablo Sorin
Seguime Instagram/Twitter: @jpsorin6

Valora esta noticia:
[Total: 1 Average: 5]

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.