Por fin el día llegó. Endavant Villarreal

Hoy nos transportamos a una dimension ilusionante, la mágia del sorteo europeo que nos ubica de nuevo en la cartelera de la grandilocuencia europea. Esa ilusión y mágia supina y transmisora de un hilo amarillo de incertidumbre por conocer los rivales.

Y al mismo tiempo, ese momento único que es para mí y para muchas personas ir hacia El Madrigal, ese acto de litúrgia amarilla, el ver nuestro coliseo de nuestras peliculas, el sonido del torno al pasar, ese cosquilleo especial y decir: “ya estoy dentro…”, esa subida de adrenalina al salir por la boca de la grada, y ver la majestuodidad del estadio mas bonito y especial del mundo.

Sentir como se acelera el corazón bombeando sangre amarilla. Es como un gran cine al aire libre, y con gran olor a césped en el que hemos visto nuestros mejores films. Esa imagen de ver salir a calentar nuestros jugadores. Ese funcionamiento impoluto y perfeccionista del personal del club sobre el césped en los momentos previos, ese salir nuestro equipo a jugar, ese himno, esas locuciones de Alfonso Sales, ese juego, ese clamor de la grada, ese animar, ese marcar un gol el Villarreal y gritar, bramar, lágrimas casi a punto de salir, ese éxtasis, esa afición ejemplar, ese equipo excelente. Ese sentir, ese sufrir, ese vivir, ese reír, ese llorar…esa alegría de la gente al bajar las escaleras en las victorias, o ese silencio sepulcral de las derrotas con pocas ganas generales de hablar. SOMOS EL VILLARREAL. ESCUDO SAGRADO, CAMISETA SAGRADA. ORGULLO MAXIMO. SEMPRE ENDAVANT VILLARREAL !

 

Nestor Meseguer

 

 

Valora esta noticia:
[Total: 0 Average: 0]

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.