Por tí, Santi Cazorla

Ayer fue uno de los días más difíciles como groguet, y es que ayer no daban ganas de nada. No daban ganas de entrar ni en twitter, ni de hablar con conocidos del partido, ni en grupos de whatsapp, pero ni en los de los propios groguets, donde el negro predominaba ante todo, donde la oscuridad en la que había caído el equipo después del penalti errado por Santi.

Habíamos caído todos, peor no había podido ser, fue una forma cruel de caer, una forma fea de ver como una estrella, que había rozado el cielo se desmoronaba y caía en la más profunda de las tristezas. Se vió en su cara al terminar el partido, Santi Cazorla estaba exhausto, no solo físicamente sino mentalmente. El penalti seguía dando vueltas en su cabeza, pese a que el que falla el penalti, es el que lo tira y tiene los arrestos para pedir ese balón que quemaba en el minuto 89.

Salimos del bar, seguíamos dándole vueltas a las tácticas, la defensa, los cambios… las típicas conversaciones de barra de bar sin llegar a ninguna explicación ni solución para nuestro pequeño submarino que iba a la deriva hacia unas zonas peligrosas.

Pero al llegar a casa, vi una publicación de un conocido diario, y mas tarde, un vídeo. Santi seguía tocado, puede que llorando, no se aprecia, pero los periodistas confirmaban que si. Nuestro Cazorla, nuestro 19 ( o 8) seguía dándole vueltas a ese maldito penalti que Pau le adivinó. Y ahí empecé a pensar distinto, decidido a emborronar ese negro y empezar a hacerlo un tanto gris, pensé que el jueves tenemos unos cuartos de final de Europa League, algo en lo que muchos quisieran estar. Con esos mismos que nos tienen en descenso, a esos mismos a los que hemos animado. Al final, no se trata de quien defiende la camiseta ahora, sino de que sentimos los que tantas veces nos la hemos puesto, o hemos disfrutado con ellos. Que son muchos de los que nos llevaron a una semifinal de Europa League hace no tanto, y que puede que ahora estén acabando sus ciclos en el equipo, pero siguen en el dando todo lo que pueden o saben.

Se que es difícil, lo es mucho, todos nos enfadamos, todos tenemos otros puntos de vista, o pensamos que este debe o no debe jugar, pero sobre todo, pese a lo difícil que es, debemos seguir ahí. Debemos seguir empujando, quedan 7 finales en liga, y dos partidos de la ilusión. Si no lo hacemos nosotros, creedme, nadie empujará al pequeño submarino.

Por todo lo que nos han hecho disfrutar, debemos apoyar hasta el final. Lo fácil, sería caer en la desidia, pensar que no lo van a sacar, que esto esta ya hundido, que no podemos hacer nada, porque no nos oyen… Nada más lejos de la realidad. Pero y si sí… ¿Y si si nos oyen? ¿si si saben como nos sentimos, porque ellos se sienten igual? Como Santi, hoy Santi somos todos. Todos estamos cabizbajos, todos hemos sufrido, y hemos sentido su fallo, como si hubiésemos fallado nosotros mismos. Santi es la afición del Villarreal. Un jugador que emociona, por el que me pongo nervioso cuando le pegan, por el que sufro cuando cae, por el que lloré cuando lo ví volver a jugar. Santi es nuestro escudo, y esta noche nuestro escudo se ha oscurecido.

Tras tres golpes duros volvíamos a estar en descenso, y con nuestro máximo exponente triste y cabizbajo. No se lo merece, ni él, ni el equipo, ni la gente que trabaja en el club, ni nosotros, los que sentimos el amarillo y lo defendemos.

Por eso, el próximo partido en casa, y los que nos queden, debemos estar ahí. Apoyar ese pequeño “escudo con el 19” que corre por el verde de primera división, con el escudo que tantas veces nos ha hecho disfrutar. Santi vivió la época dorada del Villarreal, y ahora ha vuelto para ser la brújula de esta pequeña nave a la que muchos quieren ver zozobrando, pero que nosotros, los del pueblo, los de la ciudad mas pequeña en disputar unas semifinales de Champions, no lo vamos a permitir.

En casa tenemos la salvación, en casa debemos devolver a Santi, y por ende al Villarreal, todo lo que nos han dado. Debemos apoyarlos hasta el final, por difícil que sea. Es de bien nacido ser agradecido, y este equipo nos ha dado las mayores alegrías. Vamos a empujar entre todos, para que no se repita la mayor de las desilusiones.

Por nosotros, por el Villarreal, por Santi.

Juanra Sancho

Valora esta noticia:
[Total: 4 Average: 5]

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.