Rozando la gloria

 

Noche memorable en Vila-real, en su coliseo irreductible de El Madrigal, abarrotado de gente rebosando sentimiento amarillo y amor por unos colores por cada poro de su piel. Desde la previa hasta más allá del pitido final, la entregada afición, tiene su parte importante de culpa en este sufrido resultado positivo que se lleva el Villarreal hacia Anfield.

 

Noche mágica que cumplió con todos los condicionantes, incluido el del gol en el último minuto del descuento, en un partido tremendamente igualado, que decantó una buena jugada combinativa iniciada por un pase en profundidad de Bruno Soriano, el genio de Artana.

 

Queda Anfield, Liverpool, la ciudad de los Beatles, los compositores del Yellow Submarine, canción que a los más veteranos aficionados aún pone la piel de gallina, porque con ella se han vivido dos ascensos a Tercera, dos a Segunda A y dos a Segunda B, incluso el primer ascenso a Primera del 98. Veremos que pasa, de momento tenemos por delante siete días para disfrutar, pero como decía José Luís Lizárraga esta mañana en su columna de Mediterráneo, creo que este año TOCA.

 

 

Valora esta noticia:
[Total: 0 Average: 0]

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.