Se acabó el sufrimiento

Se acabó el sufrimiento y se logró la permanencia matemática tras derrotar al Eibar por 1-0 en una temporada para olvidar, pero que ha tenido un final feliz con la salvación.

El partido no fue brillante, pero solo valía ganar para conseguir un objetivo que al principio de temporada era impensable.

El gol de Ekambi valió su peso en oro, independientemente de que la victoria del Levante en Girona salvaba al equipo amarillo del descenso.

Ha sido una mala temporada en la que no se han cumplido las expectativas creadas al inicio, pero al final lo único que valía era la permanencia que ha llegado en la penúltima jornada.

Valora esta noticia:
[Total: 0 Average: 0]

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.