Tal día como hoy en El Molinón

El Villarreal había estado tonteando durante toda la temporada a cierta distancia con el descenso. Muchas victorias y algún empate se escaparon en los últimos minutos, incluso en el último segundo de algún partido. Muchas cosas juntas, que fueron sumando un déficit de puntos hasta llegar a encontrarnos en una situación muy embarazosa.

Jornada 36, domingo 28 de abril en El Madrigal, empatamos a un gol contra Osasuna. Se adelanta Bruno para el Villarreal en el 43, y como no, lo empata casi en la recta final el equipo navarro con un golazo descomunal imparable de Raúl García. Lo de casi siempre.

Llega el día 1 de Mayo, fecha fijada para jugar la jornada 20, aplazada por un despropósito muy de los de nuestra liga: como se aplazó la jornada 1 debido a una huelga, esta se jugó al finalizar la primera vuelta, es decir tras la jornada 19 y en consecuencia la jornada 20 se disputó el día 1 de Mayo, entre la 36 y la 37. Y ahí estaban Villarreal y Sporting jugándose la categoría. Este era el panorama:

clasificacion jornada 36 11 12 - Tal día como hoy en El Molinón

Durante la comida se mascaba la tensión, por la noche el submarino se jugaba un partido decisivo en Gijón, intentábamos desviar la atención con cosas triviales, pero era imposible. Me vais a perdonar, pero me planteé no ver el partido (la salud es lo primero) y lo conseguí a medias. El Villarreal se adelantó 0-1, con gol de Mario, el clamor del vecindario hizo que me enterara. Ya viendo el partido presencié el empate del Sporting sobre el minuto 40 y poco después Senna puso el 1-2 de penalti. En el segundo tiempo Hernán Pérez hizo subir el 1-3 en el minuto 56, pero aún tocaría sufrir, por supuesto llegó el gol del Sporting en el 85, el 2-3 que hizo que todo el Villarreal tuviera que defender con uñas y dientes la victoria en los últimos minutos y sufrir, porque el Sporting todavía tuvo una ocasión clara para hacer subir el 3-3 al marcador. Al final Cesar, nuestro portero suplente, fue expulsado por encararse con el público, fotograma para la historia.

A nosotros nos entrenaba Lotina, al Sporting Javier Clemente, que también fue expulsado y que tras el partido en rueda de prensa afirmó que su equipo había sido víctima de un arbitraje “un tanto sibilino, que ha desquiciado a todos”.

No hace falta decir lo a gusto que dormimos esa noche, la salvación estaba muy cerca. Aquello fue un martes, al día siguiente, miércoles día 2 se jugaba el resto de la jornada, pero el partido que más nos interesaba era el Zaragoza-Levante. Un empate del Levante en La Romareda nos salvaba matemáticamente. Los granota eran quintos, con 52 puntos, a tres del Málaga que marcaba la zona champions y a cuatro del At. Bilbao que era el séptimo. Ganó el Zaragoza ante un indolente Levante, con gol de Edu Oriol, hermano gemelo del por entonces jugador groguet Joan Oriol. Cogió el balón desde su campo y avanzó sin que nadie lo parase hasta batir a Munúa. En definitiva victoria maña y el descenso quedó a 4 puntos a falta de dos jornadas. El Villarreal ya no sumó más y el Zaragoza lo ganó todo.

Valora esta noticia:
[Total: 3 Average: 5]

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.