Ver para creer

Verlo para creerlo. Del 2-0 se pasó al 2-2 en un par de minutos. El Villarreal CF pudo haber dejado sentenciado el partido en el primer tiempo al que se llegó 1-0, pero por ocasiones debió ser mucho más abultado.

El 2-0 al inicio de la segunda mitad encarrilaba el encuentro a favor de los amarillos.Pero todo fue bien distinto, tras el gol de Bacca. El Sevilla se puso 2-2 y se pasó de la euforia a la desilusión, aunque todavía restaban más de treinta minutos. Sin embargo pesó como una losa y, además, había delante un buen equipo como el Sevilla. Para colmo de males, llegó el 2-3 de penaty y que acarreó la expulsión de Víctor Ruiz.

Al final, injusta derrota y demasiado castigo para el Villarreal CF que pierde su imbatibilidad en el estadio de la Cerámica.

Santi Vila

Decano de la información deportiva en la provincia de Castellón

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *