Victoria del filial en Castalia, pese al árbitro…

Otro debut, era la oportunidad perfecta y había que aprovecharla, nunca en la vida había estado en Castalia, alguna vez sí, en el pabellón del lado viendo a mis amigas jugar a balonmano, pero nunca para un partido de fútbol. En la clasificación igualdad máxima. Aunque en el histórico el Villarreal B nunca había ganado en Castalia, de hecho la última victoria grogueta en Castalia fue en 2006, en Copa, y con Don Manuel a los mandos del primer equipo. Un estadio en forma, parecido a la Nova Creu Alta de Sabadell o al Mini Estadi del Barça B. Entraba al estadio por la misma puerta que la afición, sin agua y sin internet, por el resto, he de decir, que el ambiente del partido, parecía de primera división. Las cabinas, algunas sin luz, la nuestra por suerte tenía dos tubos iluminando. Con casi todo el estadio lleno (algunos groguets infiltrados), y con el homenaje a Eliseo, empezaba el partido.

La primera parte con un Villarreal jugando muy bien, hoy pese a no contar con gente como Andrei o Akale, han aparecido otros, Simón Moreno y Goyo han exprimido al máximo la banda derecha del Castellón. Muguruza y Calavera han sufrido muchísimo. De hecho la filosofía del Villarreal, hace que, viendo al primer equipo, al filial, o al femenino, veas un estilo de juego, totalmente calcado. El gol groguet llegó muy pronto, en el 24, Simón aprovechaba un mal rechace de Campos y adelantaba al conjunto de la plana. A partir de aquí, la pesadilla arbitral. No recuerdo un arbitraje tan en contra del Villarreal desde Anfield. El señor Lax Franco emulando a Viktor Kassai, sacaba amarilla a cualquier jugador del Villarreal, por cualquier falta o mínimo contacto. El Castellón jugando al puro estilo Stoke City se metió en el partido, y llegó al descanso perdiendo, pero ya con superioridad númerica.

Con un Villarreal obviamente metido atrás, y casi sin tener la posesión llegaba el penalti. Tampoco era un Castellón dominante, pero el Villarreal nunca tenía salida clara de balón por el sistema 4-4-1 y el Castellón lo aprovechó. También añadiré que antes del penalti, el Villarreal, tuvo el cero a dos, en una de las más claras del partido. En mi opinión no era penalti ni nada, como decía hoy una de mis mejores amigas, jugando al rugby, eso sería una caricia. Empató el Castellón, Muguruza. Poco después llegaba la expulsión de Castaño, en esta ocasión diré que merecida. Salvo, una repetición de la que ahora mismo no dispongo y en la que se vea lo contrario, impacta con el jugador de Castellón de forma temeraria. El Villarreal con nueve, pero el Castellón tampoco creaba ninguna ocasión clara. Y de forma increíble, en un error de Calavera, llegó el 1-2 gol de Millán. Tras este gol, la cabina recibió un impacto del que aún me estoy quitando el susto. Y tras el gol, un Castellón muy espeso, que llegaba al área, pero que nunca llegaba a crear una ocasión clara. De hecho la mayoría de la afición le pedía al entrenador y al equipo que fueran con todo arriba. Para acabar, la tercera expulsión. A Fuoli, este chico ha pasado toda la segunda parte escuchando a la afición rival a dos centímetros, con el permiso de la seguridad del estadio. Y en una jugada donde los nervios le han pasado factura, ha salido del área, ha arrollado a un jugador del Castellón y lo han expulsado, el Villarreal ha acabado con ocho y con Morante de portero (ya no quedaban cambios). Destacar aunque a Miguel Álvarez le parezca mal, a Chakla, su experiencia también ayudado en ocasiones por Ramón, han permitido al equipo respirar, con constantes pérdidas de tiempo. Tres puntos y derbi ganado. Igual por alineación indebida, cambia el resultado (en teoría según reglamento, deben haber siete jugadores de la plantilla principal). Pero a falta de reclamaciones, de momento, disfrutad.

Valora esta noticia:
[Total: 6 Average: 5]

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.