Villarreal, dulce hogar

Otra vez en casa, otra vez en viernes, y otra goleada. Sin contar esos minutos de la segunda parte, en los que el equipo parecía no estar en la Tierra, el Villarreal hoy ha dominado. De hecho jugando así, igual en el parón de Noviembre, volvemos a tener una gran alegría. Hoy sensación totalmente contraria a Cornellà, cierto que el Alavés prácticamente estaba con once hombres en su campo y el Espanyol los tenía en el nuestro, pero al final cada rival nos plantea el partido de una manera.

Garitano decía en sala de prensa, que el resultado fue muy abultado, mirando la primera parte, quizás el resultado fue hasta corto. Hoy con el setenta por ciento de la posesión, con diez tiros en la primera parte, tres de ellos muy claros, el Villarreal mereció ir al descanso con el partido solventado. Y no ha sido una posesión aburrida, esa de la que se queja mucha gente, hoy ha sido una posesión divertida, hoy el equipo ha gustado a la gente.

El estadio con una muy buena entrada, ha disfrutado y ha animado, pese a volver a jugar en la noche de un viernes. Un gol que ha tardado dos minutos en subir al marcador, cosas del fútbol moderno, y que auguraba un partido plácido,  otro gol de Ekambi como en Cornellà y otro del Villarreal, 23 seguidos marcando. Sabría decir de forma muy fácil quien fue el menos bueno de la primera parte, pero no el mejor.

Pero yo en el descanso, recordaba el fantasma del campo del Levante. Aquella primera parte en mi opinión fue incluso mejor que la de hoy.  Y el fantasma apareció, el Villarreal tiene momentos en los que desaparece del partido, en ocasiones dura mucho, como en Cornellà o en ocasiones poco, pero en ese poco, en ese momento en el que la posesión se igualaba, el Alavés marcó, se metió en el partido y cerca estuvo de adelantarse. Joselu que debutó en el Madrid gracias a Don José y Lucas ex Hammer, han hecho sufrir a la defensa de la plana. Sobretodo a un Alberto Moreno, que empieza a acostumbrarnos a despejar balones con técnicas de taekwondo. Eso sí, en cuanto volvió el Villarreal, el Alavés volvió a ser un equipo muy vulnerable. Ekambi volvió a marcar, Gerard también y luego Ontiveros. El último jugador del Villarreal que marcó de falta directa en liga, fue Castillejo.

Valoración a parte, para el mago de Vila-real. Por ejemplo, Iborra hoy únicamente ha fallado 4 pases de 47, Moi 5 de 43. El equipo vuelve a ser el máximo goleador de la liga. Gerard vuelve a ser pichichi. Excepto Pau, Albiol, Mario y Trigueros (Obviamente Asenjo), todos han disparado a portería. El Villarreal duerme en Champions, pero quizás para olvidar lo del año pasado, duerme 8 por encima del descenso.

Hoy Calleja ha anunciado rotaciones para la gira vasca, ni tocan los Rolling, ni nada por el estilo, pero el Villarreal por casualidad del sorteo, juega el jueves contra el Eibar y el domingo en hora de paella contra el Athletic. Igual llega el momento de Bacca, Trigueros y Funes Mori, o simplemente se refiere a darle la titularidad a Ontiveros y Chukwueze. Simplemente disfrutad ahora, por si en algún momento vuelve lo del año pasado.

Valora esta noticia:
[Total: 5 Average: 5]

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.