Villarreal, un triunfo de Casta y de Garra

 

Pocos eran los que confiaban en una victoria del Submarino en su visita de anoche al Calderón. Y no era para menos. Los del Manzanares estaban invictos en su feudo desde mayo de 2013, ahí es nada, y son los actuales campeones de liga y tercer clasificados. Poseen una de las mejores plantillas de España y tal vez de Europa (subcampeones de Champions).

Y tal y como se apreció en los primeros compases del partido, nada parecía presagiar la alegría del final. Los colchoneros salieron bastante enchufados, intensos y agresivos, como se esperaba y en los primeros minutos se les veía mucho mejor posicionados sobre el terreno. Su medio campo es espectacular, probablemente su mejor línea, con hombres importantes como Arda Turán y Koke, que daban mucho trabajo a los guerreros Bruno, Trigueros, Dos Santos y Chery.

A pesar del empuje local, el Submarino no perdía la cara ni la compostura al encuentro y en todo momento presentaba sus credenciales de que no habíamos viajado a Madrid para ver la Cibeles u homenajear a Neptuno. En verdad, poco a poco se iba ganando mas posición sobre el terreno de juego y se le plantaba cara a los rojiblancos, sobretodo en las botas de Cheryshev, que cuando entraba en juego siempre daba sensación de peligro.

Los atléticos lo intentaban, pero ante sí se toparon una y otra vez con una excelente defensa que ha dejado atrás aquellos temores y tembleques que tantos disgustos nos direon hace tan solo unas semanas atrás: Gabriel soberbio, infranqueable y contundente, Víctor Ruiz concentrado y correcto, Costa y Mario sin concesiones y prodigándose en ataque por sus bandas. En su auxilio, tanto el ruso como Jonathan bajaban a apoyar a sus compañeros, mientras Bruno y Trigueros se hinchaban a hacer kilómetros por la parcela central recuperando y presionando al rival.

En ataque, Vietto iba entrando cada vez mas en el partido y Uche, al que no se le puede recriminar su esfuerzo, era el mas gris.

Desperdiciamos varias ocasiones claras de gol, el árbitro, ciego o incompetente, no acertó en las tarjetas ni en ver un clarísimo penalty de Gabi que dejó mudo al propio Calderón. Luego en la segunda parte, compensó anulando un gol para mi legal a los locales, demostrando que cuando se es un mal árbitro, suele liarla en las dos áreas.

Aún así el Atleti tenía una cosa que me gustaba mucho: Con muy poco, daba sensación de crear mucho peligro, justo al contrario que el Villarreal CF, que tiene que hacer mucho y bien para crear algo de peligro.

La segunda parte cambió un poco la decoración: Los amarillos se fueron imponiendo al medio campo colchonero y Vietto, ya descarado, se asoció con Cheryshev para empezar a sembrar el pánico en el Calderón. El estadio, que tanto había animado y apoyado a los suyos, comenzó a enmudecer. Y cuando el ímpetu rojiblanco consiguió por dos veces romper la defensa amarilla, allí estaba Asenjo, para lucirse en dos espectaculares paradas.

Los contraataques de los nuestros hacían mucho daño al rival. Vietto la tuvo, pero marró, Chery la tuvo, pero no vio a su compañero desmarcado. Jonatan también pudo marcar, pero resbaló.

Aún así, cada vez que el Villarreal CF llegaba se olía lo peor para los del Manzanares, hasta que en el minuto 84, una magnífica jugada culminó con un extraordinario pase de Moi a Vietto y éste, con magistral juego de cintura, rompió a Godín y definió con una clase al alcance de muy pocos.

Puede que lo mas justo hubiese sido un empate según algunos, pero por lo visto en la segunda parte, creo que hicimos más méritos para ganar. Esto es lo que tiene el fútbol, que a veces te premia tu esfuerzo y otras, te castiga como nos ocurrió en Sevilla.

El Villarreal CF no se amilanó, los cambios de Marcelino fueron muy acertados, el equipo había mejorado y tácticamente se había impuesto a su oponente.

Al final, victoria sufrida, muy trabajada y competida. Es lo que tiene este equipo desde la llegada del técnico asturiano, que siempre compite, hasta el final. Corre, lucha, defiende, se asocia y se sacrifica hasta el último suspiro.

Esta semana se culmina un mes espectacular en resultados: Si no recuerdo mal, van 6 partidos seguidos con victoria y 7 sin perder. No está nada mal. A un punto de los vecinos y a sólo 3 del Sevilla que ocupa ya plaza Champions. Y a 5 del Atleti y con el gol average a favor.

A seguir soñando.

Valora esta noticia:
[Total: 0 Average: 0]

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.