Dolorosa derrota (Levante 1-Villarreal 0)

Levante 1-Villarreal 0

Ha perdido hoy el Villarreal en el que tal vez ha sido su peor partido en esta temporada, incluso peor que el de Viena. Si, peor, porque en Viena por lo menos se logró generar acciones de peligro, hoy no.

Partido también -para ser del todo justos- condicionado por la expulsión lamentable de Jokic, o mejor dicho autoexpulsión de un jugador que en 35 minutos se ha cubierto de gloria con dos acciones antideportivas. La realidad, a pesar de lo mencionado, es que antes de la expulsión, el equipo de Marcelino no se había encontrado cómodo sobre el terreno de juego y sus acercamientos al área rival habían sido nulos.

Numerosas rotaciones, con un equipo bastante mermado por las lesiones y agotamiento debido al acumulamiento de partidos, con Bruno que vio el partido tocado por un hematoma en la espinilla y Baptistao descartado a última hora por una sobrecarga muscular… Todo esto suma y pone en evidencia las diferencias entre un aspirante al título y un eventual líder, como pueda ser el Villarreal en estos momentos.

La derrota duele porque es ante un rival muy flojo, tal vez el más limitado de la categoría, y porque ha llegado cuando el final del partido se acercaba y parecía que -pese a todo- el Villarreal iba a poder mantener el 0-0. Pero no creo que sea para poner el grito en el cielo. No podemos estar echando a los leones a Marcelino, a los jugadores y a todo lo que se menea a la mínima adversidad. Hemos sumado 16 puntos en 7 jornadas, el equipo va bien, a veces parece que estemos obligados a ganar la liga, la Europa League y la Champions o al menos eso es lo que se desprende con algunos comentarios. No, esto no es así y de momento, si miramos con perspectiva, tenemos motivos para estar tranquilos.

 

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba