El inicio de año del Villarreal 2010-11

El año 2022 comienza de forma muy intensa para el Villarreal. En los 10 primeros días del año juega 3 partidos. El día 3 de enero juega el primer partido del año ante el Levante, el día 6 juega en Copa contra el Sporting en Gijón y el día 10 juega en casa contra el Atlético de Madrid.

No es algo nuevo que el Villarreal comience jugando 6 partidos en los primeros 10 días del año. Desde el año 2010 será la sexta vez que el Villarreal jugará 3 partidos en estos 10 primeros días de un nuevo año. Ya lo hizo en 2010, 2011, 2015, 2016, 2018, 2019 y 2021. Siempre jugó dos partidos de liga y uno de copa, al igual que en 2022, en estos años, excepto en el año 2018 cuando jugó dos partidos de copa y uno de liga. Para un análisis más detallado de los partidos jugados por el Villarreal en los primeros diez días del año se puede ir a la parte final del texto, donde están todos los resultados.

El comienzo del año 2022 se parece mucho al del año 2011 cuando el Villarreal jugó ante el Almería en casa, el día 3 de enero, contra el Valencia en Copa en El Madrigal, el día de Reyes y contra el Real Madrid en el Bernabéu el día 9.

Si en 2022, el Villarreal comienza el año contra el Levante, el último clasificado, en 2011 lo hizo contra el Almería, que estaba en la posición 17 con 13 puntos después de 16 partidos jugados con los mismos puntos que el Málaga , el primer equipo en descenso y sólo tres puntos por delante del colista.

El segundo partido del año en 2011 iba a ser de Copa. No fue a partido único, pero casi, porque en la ida el Villarreal había empatado 0-0 en Valencia. El Villarreal contaba con el factor campo en la vuelta, pero al Valencia le valía cualquier empate a goles por la regla de los goles en campo contrario. Aquel Valencia lo entrenaba Emery, que el 6-1-2022 es el entrenador del Villarreal en el partido de Copa que juega el equipo amarillo en campo del Sporting de Gijón.

El tercer partido del año del Villarreal en 2011 fue contra un equipo de Madrid, el Real Madrid, que en ese momento era segundo clasificado a sólo dos puntos del líder, el FC Barcelona. El Villarreal jugó fuera de casa ese partido, al contrario que en 2022, que también juega contra un equipo de Madrid el tercer partido del año, pero en casa. 

Antes de analizar estos tres partidos, vamos con el análisis de la temporada 2010-11 hasta las fiestas de Navidad.

Villarreal 2010-11.

El verano de 2010 fue muy movido en el terreno extradeportivo por dos aspectos: la posible sanción en el Mallorca en competiciones europeas que clasificaba al Villarreal para la Europa League y los derechos de televisión.

El Villarreal no se clasificó en la liga para competición europea, aunque desde que se acabó la liga y antes se esparció la noticia de que el Mallorca sería excluido de la competición europea por estar en un concurso de acreedores con una deuda entre 70 y 80 millones de euros. Si esto ocurría, el Villarreal, que era el primero de los clasificados de la liga que no tenía acceso a Europa jugaría la Europa League.

Todo hubiera sido muy rápido si la RFEF no hubiera tramitado la licencia europea del Mallorca. Con la situación del equipo balear estaba claro que iba a ser excluido, pero la federación se lavó las manos y tramitó la licencia.

El Villarreal se quejó ante la UEFA y el 22-7-2010, la UEFA le retiró la licencia al Mallorca por estar en concurso de acreedores y el 23-7-2010 dijo que el Villarreal representaría a España en la Europa League junto con los clasificados Getafe y At. Madrid. Este asunto crearía un odio de parte de la afición del Mallorca hacia el Villarreal que se arrastra hasta el día de hoy.

Por otra parte, una serie de equipos como el Villarreal, At. Madrid, Valencia, Deportivo de La Coruña, Zaragoza o el Ath. Bilbao querían hacer un frente común para negociar conjuntamente los derechos de televisión, ya que hasta ese momento se hacía por separado y eso beneficiaba mucho al Real Madrid y al FC Barcelona, ​​que se repartían el 46% de todos los ingresos de todos los equipos de la primera división. La lucha fue larga y dura, todavía se sigue en ella, pero en la temporada 2019-20 lo que recaudaron el Real Madrid y el Barcelona fue aproximadamente el 23% de los ingresos de todos los equipos de primera división.

En la parte deportiva, el Villarreal fichó a Borja Valero y a Marchena. Borja Valero había jugado la temporada anterior en el Mallorca, pero era propiedad del West Bromwich Albion. Por su parte, el Villarreal pagó unos 2,5 millones de euros al Valencia por el central internacional Carlos Marchena que venía a sustituir a Godín, jugador traspasado al At. Madrid.

Además de los fichajes lo más destacado fue que el Villarreal mantuvo a Rossi, Cazorla, Capdevila, Bruno y Senna en su plantilla. Además, incorporó a la primera plantilla a jugadores del filial como Cristóbal, Juan Oriol, Matilla, Jefferson Montero, Juan Carlos Musacchio o Catalá. Algunos de ellos tendrían muy poca participación. Aunque con número del filial uno de los jugadores que más participó fue Mario.

El Villarreal B había jugado la temporada anterior por primera vez en segunda división A y fue entrenado por Juan Carlos Garrido hasta que cogió el primer equipo después de que cesaran a Valverde. Garrido subió a muchos jugadores del B al primer equipo, pero la presencia de alguno de ellos sería testimonial.

El verano trajo también una gran alegría. España ganó el Mundial de Sudáfrica y un jugador del Villarreal, Capdevila, jugó esa competición. Además, en la primera convocatoria después de ganar el Mundial, Del Bosque citó a cuatro jugadores del Villarreal: Marchena, Capdevila, Cazorla y Bruno, en la que sería la primera internacionalidad del jugador de Artana.

Respecto a la competición oficial decir que el Villarreal eliminó de manera fácil al Dnper Mogilev de Bielorrusia (5-0 en la ida y 1-2 por la vuelta) en la previa de la Europa League y se clasificó para la fase de grupos donde debería jugar ante Brujas, Dinamo de Zagreb y PAOK de Salónica.

En el primer partido de liga, el Villarreal juega muy mal y pierde 1-0 en Anoeta ante la Real Sociedad, después le ganó al Espanyol por 4-0, pero otra derrota por 4-0 hace que se empiece a cuestionar en Garrido, que a partir de ese momento toma la decisión de hacer muy pocas rotaciones. Así, el siguiente partido es en el campo del Levante y la alineación del Villarreal ese día sería la base del equipo que jugaría, sin casi cambios, cada uno de los siguientes partidos. El día del Levante jugaron de inicio:

Diego López; Ángel, Marchena, Musacchio, Capdevila; Senna, Bruno, Cazorla, Borja Valero; Rossi y Nilmar.

El Villarreal comienza una racha extraordinaria acompañada de un gran fútbol. Gana cinco partidos seguidos (Levante, Deportivo, Málaga, Brujas y Racing de Santander). Luego empata en campo del Hércules y vuelve a ganar contra Paok y contra el At. Madrid. Después de diez partidos sin perder en todas las competiciones pierde en campo del Paok, pero el domingo siguiente juega el mejor partido de la era Garrido y le gana 4-1 al Ath. Bilbao.

En Diciembre, Villarreal pierde gas. Al empezar el mes le gana al Sevilla, pero sufre mucho. En la segunda parte ya no parece el equipo brillante de otros días. Hay jugadores muy fatigados por haberlo jugado todo. Aun así, el Villarreal llega a Navidad tercero clasificado en liga a diez puntos del FC Bacelona, ​​el líder, y a ocho del Real Madrid. Además, se clasifica en Copa contra el Poli Ejido y gana su grupo de la Europa League. En liga sólo había perdido tres partidos: el primero contra la Real Sociedad, un partido extraordinario por parte de ambos equipos en el mes de noviembre y en diciembre contra el Getafe.

Los tres primeros partidos de 2011.

A continuación hay una descripción de los tres primeros partidos del año 2011. Luego hay un análisis táctico más detallado del Villarreal de Garrido en la temporada 2011-12 y algunos apuntes del Valencia de Unai Emery en esa temporada.

Villarreal-Almería.

El Villarreal se presentaba en el partido con las bajas de los dos centrales titulares, Marchena y Musacchio. Marchena estaba lesionado y Musacchio sancionado. También faltaban Senna que con problemas de isquiotibiales no podría jugar en todo el mes de enero y Nilmar a quienes habían hecho una artroscopia por problemas en el menisco de la rodilla derecha e iba a ser baja durante mes y medio.

Garrido dijo que era necesario centrarse en el partido del Almería y no pensar en el de Copa del Valencia y que era un partido importante para seguir en puestos de Champions. Por su parte en el Almería el entrenador era José Luis Oltra, que había sustituido a Lillo unas semanas antes. En liga, antes del partido de Villarreal, Oltra había dirigido a su equipo en cuatro partidos con una victoria, dos empates y una derrota. La victoria había sido de prestigio porque el Almería ganó en campo del Sevilla por 1-3.
El partido se jugó el 3 de enero y empezó a las 20 horas. La ficha técnica del partido fue la siguiente:
Villarreal CF: Diego López, Ángel, Gonzalo, Catalá, Capdevila, Bruno, Borja Valero, Cani, Cazorla (Matilla, minuto 70), Rossi (Altidore minuto, 82) y Marco Ruben (Jefferson Montero, minuto 78). Almería: Diego Alves, Michel, Marcelo Silva, Carlos García, Juanma Ortiz, Bernardello, MBami, Crusat (Goitom, minuto 73), Piatti (Ortiz, minuto 84), Corona (Ulloa, minuto 61) y Uche.

Goles: 

1-0. Minuto 21. Catalá. 

2-0 Minuto 58. Borja Valero.

Árbitro: Villaneva Iglesias (Gallego). Le sacó una tarjeta amarilla a Marco Ruben del Villarreal ya Diego Alves, Carlos García y Juan Manuel Ortiz del Almería

El Madrigal, 16000 espectadores.

Desarrollo del partido.

El Villarreal no fue brillante, pero sí fue mucho mejor que el Almería que se mostró como un equipo muy blando defensivamente. Intentó presionar arriba, pero no creó peligro alguno.

En la primera parte, el Villarreal dominó más y el primer gol llegó a balón parado cuando Borja Valero lanzó una falta que cabeceó Català.

En la segunda parte, el Almería tuvo más dominio del balón, pero no creó peligro y el Villarreal marcó de nuevo a balón parado. Esta vez Borja Valero marcó de falta directa.

Buena victoria del Villarreal para tomar confianza, sobre todo por la entrada en el equipo de jugadores menos habituales como Català, Gonzalo Rodríguez o Marco Ruben.

Villarreal-Valencia.

Por el día de Reyes tocaba un gran regalo para los aficionados. Un Villarreal-Valencia de Copa donde uno de los dos equipos caería eliminado y el otro seguiría en la Copa. Iba a ser la cuarta eliminatoria entre ambos equipos en Copa.

En septiembre de 1986, contra todo pronóstico, el Villarreal, que militaba en tercera división eliminó al Valencia, que esa temporada estaba en segunda división, en los penaltis, tras empatar 2-2. Era una eliminatoria a partido único.

En la temporada 1992-93, el Villarreal llegó por primera vez a cuartos de final de la Copa del Rey y cayó ante el Valencia al perder 1-2 en El Madrigal y 6-0 en Valencia. En esa temporada, el Villarreal era equipo de la segunda división A y el Valencia de primera división.

En la temporada 2005-06, con ambos equipos en primera división, el Villarreal perdió los dos partidos. La ida por 1-0 en Valencia y en la vuelta el resultado fue de 0-2.

El 0-0 de la ida dejaba la eliminatoria muy abierta. Era un partido apasionante en el que se enfrentaban dos maneras de entender el fútbol. Estilo ante estrategia tituló el diario El País en la previa del partido en una crónica firmada por Cayetano Ros y Javier Pérez. El subtítulo de la crónica decía que el Villarreal era más fiel al toque y el Valencia, más resultadista, puesto que variaba de guión cada partido.

En el partido de ida, el Valencia de Emery fue superior al Villarreal. Emery planteó un sistema con tres centrales, poblando el centro del campo de jugadores, lo que dejó sin su juego creativo al Villarreal. El Valencia estaba haciendo un juego muy directo en los últimos partidos abriendo rápidamente el juego a sus extremos y aprovechando la fortaleza de sus delanteros que eran Aduriz y Soldado, aunque Aduriz era baja para el partido de Copa.

La ficha técnica del partido fue la siguiente:

Villarreal: Juan Carlos, Ángel, Gonzalo, Catalá, Capdevila, Bruno Soriano, Borja Valero, Cazorla (Musacchio, m.81), Cani (Juan Oriol, m.87), Marco Ruben (Mario, m.83) y Rossi.

Valencia: Guaita, Bruno, Stankevicius, Dealbert (Vicente, m.67), Ricardo Costa, Mathieu (Jordi Alba, m.72), Maduro, Banega (Topal, m.60), Joaquín, Soldado y Mata.

Goles:

0-1. Minuto 5. Banega. 

0-2. Minuto 23: Soldado. 

1-2. Minuto 46: Cazorla.

2-2. Minuto 48: Rossi, de penalti.

3-2. Minuto 63. Marco Ruben. 

4-2. Minuto 90. Rossi.

Árbitro: Ramírez Domínguez del colegio andaluz. Le sacó tarjeta amarilla a Gonzalo Rodríguez y Borja Valero por parte del Villarreal ya Guaita, Joaquín, Stankevicius y Banega del Valencia. Expulsó a Joaquín cuando el partido ya había terminado.

El Madrigal, 20.000 espectadores.

Desarrollo del partido.

La primera parte se pareció al partido de ida. El Valencia mejor situado superó al Villarreal. La idea del Valencia era la misma. Jugaba con tres centrales y mucha gente en el centro del campo para ahogar al Villarreal. El primer gol vino en un error de Juan Carlos después de un disparo de lejos de Banega. Luego, el Villarreal no encontraba su juego y Soldado marcó el segundo tanto para su equipo. Hubiera podido aumentar la diferencia en el marcador para el Valencia, pero no ocurrió.

La salida en la segunda parte de Villarreal fue espectacular. En tres minutos había puesto el empate en el marcador. A base de coraje y buen fútbol remontó la eliminatoria a los dieciocho minutos de la reanudación cuando Marco Ruben marcaba el 3-2. El Valencia lo intentó cambiando de tres defensas a cuatro, pero ya era demasiado tarde. Cuando el partido terminaba Rossi llevó al éxtasis a todos los aficionados del Villarreal cuando marcó el cuarto tanto. Fue uno de los grandes días de Copa que ha vivido Villarreal.

Real Madrid-Villarreal.

El último partido para empezar el año era el Real Madrid-Villarreal. Rossi declaró el día antes del partido en La Gazzetta dello Sport que ese partido serviría para ver si la liga era un asunto privado entre Real Madrid y FC Barcelona o el Villarreal podía entrar en esta lucha. Todas las entrevistas con jugadores del Villarreal esa temporada mostraban una gran ambición. Diego López contaba en una entrevista en El País, el día del partido, que Garrido había cambiado la mentalidad del equipo. Decía que el equipo antes se venía abajo, pero que con el cambio de mentalidad luchaban hasta el final.

La ficha técnica del partido es la siguiente:

Real Madrid: Iker Casillas; Sergio Ramos, Albiol (Kaká, m.70), Carvalho, Marcelo, Lass Diarra (Khedira, m,46), Xabi Alonso; Di María, Özil, Cristiano Ronaldo y Benzema (Gago, m.80).

Villarreal: Diego López; Ángel (Mario, m.62), Catalán, Gonzalo Rodríguez, Juan Capdevila, Bruno, Borja Valero, Cazorla, Cani (Oriol, m.73), Rossi y Marco Ruben (Musacchio, m.65).

Goles. 

0-1. Minuto 7. Cani. 

1-1. Minuto 9. Cristiano Ronaldo. 

1-2. Minuto 18. Marco Ruben. 

2-2. Minuto 45. Cristiano Ronaldo. 

3-2. Minuto 79. Cristiano Ronaldo. 

4-2. Minuto 82. Kaká.

Árbitro : Fernández Borbalán del colegio andaluz. Le sacó tarjeta amarilla a Benzema, Xabi Alonso, Di María del Real Madrid, ya Ángel, Cazorla y Bruno del Villarreal. Expulsó a Juan Carlos Garrido.
Santiago Bernabeu, 77.000 espectadores. El Villarreal lució pulseras negras por la muerte de su ex jugador y ex entrenador del Villarreal B Ángel Pedraza y también por la muerte Kevin Lasso, de 15 años y jugador del Alquerías, que murió al caer desplomado en un partido ante el Burriana.

Desarrollo del partido.
La primera parte del Villarreal fue magnífica. Se mereció irse en ventaja al vestuario, pero la habilidad goleadora de Cristiano Ronaldo le evitó. El Villarreal hizo un fútbol magnífico pero todo cambió en la segunda parte.
En el descanso, Mourinho, el entrenador del Real Madrid hizo cambios tácticos importantes. Pasó de un 1-4-4-2 a un 1-3-5-2, con Di Maria y Marcelo de laterales largos. Fortaleció el centro del campo con la entrada de Khedira y el Real Madrid avanzó líneas, lo que le hizo dominador del partido y poco a poco marcó la diferencia, aunque no sería hasta el último cuarto de hora del partido cuando conseguiría la victoria.

El Villarreal empezó bien en 2011, pero poco a poco el equipo se iría diluyendo en la liga, aunque su buena primera vuelta le valió para clasificarse para la previa de la Champions League. Donde el Villarreal estuvo sensacional fue en la Europa League donde llegó a semifinales donde cayó de modo severo en el partido de ida ante el Oporto y eso hizo que no se pudiera clasificar para la final de esta competición. En la Copa del Rey su trayectoria sería corta, ya que después de eliminar al Valencia cayó frente al Sevilla.


Análisis táctico del Villarreal de Garrido 2011-12.
El esquema del Villarreal no era otro que el 1-4-2-2-2. Un esquema extinto, salvo alguna excepción en Inglaterra.  

 La razón de jugar con un 1-4-2-2-2 muy sencilla, había que tener muchísima calidad en la mediapunta y un pívot que fuera capaz de sostener él solo la defensa. Y no es fácil encontrar jugador así. Pero Garrido sí los tenía. Bruno empezaba a llamar la atención de grandes equipos y del seleccionador Del Bosque, Cazorla ya se había consolidado como jugador de élite y Cani, Rossi, Valero y Senna añadían mayor calidad a esa zona, si es que faltaba. Analizamos una a una las claves de este esquema. Los laterales: Extremos en ataque y laterales en defensa, Ángel y Capdevila eran, junto a Bruno, los jugadores del equipo que más kilómetros recorrían por partido. La tendencia de los mediapuntas a caer hacia adentro, dejaba completamente vacías las bandas en ataque. Capdevila y Ángel sorprendían aparecen desde atrás o directamente se instalaban allí, llegando a pisar el área. Aquello era realmente peligroso y dejaba toda la responsabilidad de cortar las contras a Bruno, ya que muchas vueltas subían los dos a la vez, desobedeciendo esa máxima del fútbol que dice que cuando un lateral sube el otro tiene que quedarse bajo. 

El pivote defensivo: Bruno, ayudaba a construir, pero su principal labor era la de hacer de ‘stopper’. Conseguir ralentizar al oponente en sus contras, mientras los laterales tenían tiempo de descender a la defensa. Cualquier partido de ese año es un recital de recursos defensivos y posicionamiento táctico de Bruno, que era la pieza más esencial de ese equipo. Actuaba como una especie de tercero central en ataque, pero estaba más avanzado para llegar a cortar en caso de rebote o contraataque. Si el lateral aún así no llegaba a su posición, Bruno sabía leer perfectamente la situación y ocupar su puesto después de ralentizar la contra del rival. Un jugador diferencial.

La anarquía del mediocentro: Borja Valero, partiendo de la base, tenía permiso para adelantarse lo que quisiera. Cazorla y Cani no tenían posición fija, intercambiaban bandas a menudo y no paraban de moverse por el medio. Seguramente nada estaba planificado en ataque a partir de tres cuartos. La tendencia natural de Cazorla era a recibir dentro, en cambio, la de Cani era recibir en banda y conducir hacia adentro. Aquello hacía que de vez en cuando se juntaran todos en la banda derecha en pocos metros. A pleno rendimiento era un espectáculo. Además si le sumamos las caídas a recibir y aparte de Rossi, que era un mediapunta más, y la movilidad de la referencia (Marco Rubén o Nilmar), hacía del ataque del Villarreal algo imprevisible y muy complicado de defender. Los marcajes individuales no servían. También hay que decir que todo esto tiene un defecto y es que en presión después de pérdida, el equipo estaba muy desordenado, estando por ejemplo, Cani y Cazorla defendiendo el mismo lado y dejando el otro descubrimiento. Una mala costumbre que de vez en cuando dejaba algún que otro susto.
Los cambios de Garrido: El de Garrido en los cambios era de juzgado de guardia. En el momento que conseguía la ventaja en la segunda parte, enseguida ponía un doble lateral ya un central de medio centro. La clásica choza. Deshacía todo lo que había construido y renunciaba en el ataque en las segundas partes. Esto le pasaría factura a la larga. No era un entrenador a la altura de ese Villarreal. 

El Valencia de Emery y su evolución.
Emery planteó un esquema de 5 centrales que no solía utilizar. Y la jugada no le salió bien. La clave no era el centro de la defensa donde, si acaso, pasaba Marco Rubén alguna vez. La clave era poblar la zona de 3/4, y en ese 5-4-1 Emery logró todo lo contrario. Pecaba muchas veces de conservador, al principio de su carrera en la élite. Pero parece que las remontadas del Barça ante el PSG y del Villarreal en Copa son cosa del pasado. Ha aprendido la lección y así lo demostró en la pasada UEL. Un ejemplo de evolución, aunque de vez en cuando tenga algunos “flashbacks”.

Los 3 primeros partidos del año desde 2010.

Autores: Pau Garcia y Aureli Sánchez.

Valora esta noticia:
[Total: 2 Average: 5]

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba