El milagro de Sevilla

En el 2012 en la Ryder Cup de golf, se protagonizó uno de los mayores milagros en la historia del deporte. El equipo europeo de golf, empezaba la última jornada con un 6-10 en contra ante el equipo de Estados Unidos. El último día sumó 8’5 puntos en partidas individuales (necesitaba sumar 8 puntos para retener la Ryder ganada en Gales en el 2010) y acabó el torneo con un 14’5-13’5. Hoy el Villarreal ha logrado uno de los mayores milagros de su historia en primera. Durante toda la semana, se ha escuchado unas cien veces, aquello, de “el Villarreal solo ha ganado dos veces en el Pizjuán en Liga”. Seis partidos seguidos sin ganar, tres de ellos, fuera de casa, de hecho en toda la temporada el Villarreal solo había ganado en Butarque y en Cornellà, estos datos obviamente tampoco animaban mucho a la gente, de hecho solo 22 personas, se habían apuntado a un desplazamiento finalmente cancelado por la agrupación de peñas. Del arbitraje viendo los últimos partidos, tampoco se esperaba ninguna ayuda, y viendo las dos primeras patadas de Banega, y que ambas hayan acabado sin amonestación, parecía que hoy únicamente se ganaría haciendo una gran gesta.

En el primer saque de esquina, y después de dos tiros fuera de Gerard y Quintillà, llegó el primer gol del submarino. De cabeza Albiol, llevaba prácticamente un año sin marcar, desde el 22 de Diciembre de 2018, en un Napoli-SPAL. El primer gol con la camiseta amarilla. Tras esto, y no es broma, un remate de cabeza de De Jong en el 19, un intento de volea de Munir detenido por Asenjo en el 20, un tiro de Banega también a portería en el 25, en el 27 otra de cabeza de Carlos, que se fue alta, y luego, un tiro alto de Munir en el 30, otra a portería de Oliver en el 34 y un tiro de Reguilón alto en el 46. En total ocho tiros del Sevilla en la primera parte, el primero en el minuto 2, también de volea y también de Munir. Cuatro paradas de Asenjo. Siete saques de esquina del Sevilla y un 68-32 en posesión. El Villarreal tuvo otra ocasión después del gol, un tiro de Moi en el 23 que de llegar a ir entre tres palos, hubiera supuesto el 0-2 ya que Vaclik no hubiera llegado a la escuadra.

En la segunda parte, otra ocasión muy clara de Gerard un poco escorado detenido por Vaclik, y después de eso, otro aluvión de ocasiones del Sevilla, esta vez, con recompensa. Porque en la primera alegría del Villarreal saliendo del área, llegó el gol de Munir. Con el 1-1 Munir y Navas han tenido ocasiones muy claras para adelantar a los sevillanos, pero en ese momento milagro, Trigueros cae al suelo perfilado para poder asistir a Ekambi y que este esté solo para definir y sentenciar el partido. Pese a los siete saques de esquina en la segunda parte, los 68 centros del Sevilla en el global del partido, los 49 balones despejados por la defensa del Villarreal en noventa minutos, pese a una ocasión del Chicharito en el 80, hoy tocaba milagro. Puede parecer mentira, pero el Villarreal acaba la jornada a seis puntos de la UEFA. El Miércoles, la Copa, contra el Comillas, he visto cosas peores en la FA Cup, partidos donde equipos profesionales lo han fallado todo, el portero amateur ha parado incluso lo imparable y en un bote del balón en un terreno de juego sin hierba, el equipo local ha logrado la gesta, pero a decir la verdad, espero que el Viernes en el sorteo, al Villarreal le vuelva a tocar un rival de tercera o segunda b, ya que eso supondrá haber ganado en Logroño. El Sábado, partido en casa, contra el mejor Getafe de la historia. Será el último del año, y será con Calleja, que por suerte para algunos, parece que seguirá mucho tiempo.

Valora esta noticia:
[Total: 1 Average: 5]

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba