Empate indiferente

Empate a cero, 24 partidos después el Villarreal se queda sin marcar. Un partido con viento, en horario asiático, y con el portero del Athletic siendo el mejor del partido. Le guste o no a la gente, un 8%, del total de los ingresos televisivos de la Liga, hacen que un domingo no puedas comer paella con la familia. Y bueno, la semana que viene ya puedes buscar un buen horario para ir a votar, porque el Villarreal vuelve a jugar en horario asiático.

Después de la semana vasca, el Villarreal consigue un punto de seis, por suerte nuestros siguientes partidos, serán todos en el Mediterráneo, esperemos que el mar tan amado por Serrat, nos devuelva la suerte. También me gusta de esta temporada, que nunca llega a haber saturación, no me quiero imaginar la situación actual, jugando el jueves contra el Borussia Monchengladbach.

En la clasificación, el descenso sigue a la misma distancia, pues el Celta con Escribá ya despedido, volvió a perder. Por arriba, nos adelanta el Getafe, aunque de momento seguimos a dos de UEFA y a tres de Champions. Siguiente partido en Mallorca, el Villarreal de visitante, tiene los mismos números que con Escribá, seis puntos en seis partidos. Por cierto, la APV ya ha dicho que no organizará viaje.

Volviendo al partido de ayer, la misma alineación de siempre, después de las rotaciones en Eibar, volvían los habituales, ya los conocemos de memoria, también los rivales, que cada vez se cierran mejor. El Villarreal obligado a tener a los dos laterales jugando de extremos sufría cada vez que la perdía, sobretodo porque Iñaki doblaba en cada carrera a Quintillà. También sufría en ataque estático provocando un embudo, donde, Moi, Cazorla, Zambo, Gerard y Peña siempre atacaban por la misma banda. También sufrió por momentos, perdiendo balones en el medio del campo en pases de cadetes (en el global del partido perdió 78) y nada diré del sufrimiento que produce en cada saque de esquina ver a Asenjo clavado a línea de cal. Una de Iñaki en un córner me generó más miedo, que muchas películas del jueves noche.

Por suerte para los groguets, el Athletic cometió también muchos errores y sin contar un tiro de San José en el treinta, nunca llegó a hacer una contra perfecta o a aprovechar una pérdida del Villarreal. La mejor del Villarreal llegó en el quince, por Cazorla, ahí empezó el mejor día en la vida de Unai. También la tuvieron Moi y Ekambi en la primera parte.

Siguió en la segunda parte, parando la de Gerard con la cara, y luego parando la de Albiol. Un Albiol que fue el segundo jugador que más veces disparó por parte del Villarreal. También la tuvo Cazorla, e incluso marcó el Villarreal, en un gol anulado. Chukwueze, poco apareció, y me preocupa, no voy a revelar ahora el secreto mejor guardado, pero este chico debe volver a sonreír y a ser el mejor. Lo digo con Salma en chicas, y con él en chicos, el mejor de la plantilla no puede dedicarse a defender. Bacca y Ontiveros poco aportaron, Bacca entró por molestias de Ekambi, sino, los cambios al igual que la alineación ya los conocemos, el tercero hubiera sido Trigueros.

En amarillas, Iborra, Quintillà y Albiol llegan con cuatro tarjetas a Son Moix. El Athletic no generó ninguna ocasión clara, quizás un tiro de Yuri en el 53 o una de Raul en un intento de remate de cabeza. Pero vino aquí a empatar y lo consiguió. Del árbitro prefiero no hablar, no me gusta tapar las cosas, ni tampoco me gusta la frase de las ayudas arbitrales al Athletic. De hecho ojalá y algún día los dirigentes de la federación nos traten como algunos dicen que tratan ahora al Athletic. Total para jugar en el horario marcado por China, prefiero tener un buen trato arbitral, que uno malo. Pero bueno en mi opinión la mano debió ser penalti.

Valora esta noticia:
[Total: 3 Average: 3.7]

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.