Gullón siempre en la memoria de Villarreal, Real Madrid y Deportivo

Gullón, figura en la foto formando en El Madrigal en el centro agachado

Ramón Fernández Gullón, nacido el día 22-4-1944 en Madrid, era una joven promesa del Real Madrid, un canterano que en la temporada 1965-66 fue traspasado al Deportivo de la Coruña, que estaba en segunda división. Gullón jugó 11 partidos, marcó 4 goles y contribuyó a que el Deportivo jugara en primera división. La temporada siguiente, aunque comenzó la temporada en el Deportivo, no llegó a debutar y el Deportivo lo cedió al Rayo Vallecano, donde en segunda división, jugó 9 partidos y marcó 2 goles. La temporada siguiente, la 1967-68, volvió al Deportivo, pero no jugaba y Font de Mora, que quería evitar que el Villarreal volviera a primera regional, fue a ficharlo.
Gullón debutó el 22-10-1967 con el Villarreal en un partido en Benicarló. Cuando llegó se habían jugado 6 jornadas y el Villarreal era penúltimo, ya que sólo había ganado 1 partido, empatado 1 y perdido 4, llevaba 4 goles a favor y 10 en contra. El debut de Gullón fue con un gran gol desde fuera del área, en el minuto 89, que no sirvió para evitar la derrota 2-1 en el campo del Benicarló.
La siguiente jornada, el Villarreal recibió al Carcaixent, que era el último clasificado. El Villarreal ganó 2-1 y el gol de la victoria lo marcó Gullón.
En el siguiente partido, en Ontinyent, volvió a ser titular, pero el Villarreal perdió 3-0. Mejor suerte habría en el 4º partido con Gullón de titular, cuando el Villarreal le ganó 3-0 al Paiporta y el jugador cedido por el Deportivo abrió el marcador. Cabe destacar que en el partido contra el Paiporta debutaron Alapont y Linares con el Villarreal.
Volvería a ser titular Gullón en el empate a 0 en El Fornás ante el Acero. La siguiente jornada seguramente jugaría Gullón su peor partido con el Villarreal en el empate 1-1 ante el Jávea en El Madrigal.
El día 2-12-1967, Gullón fue el héroe con un campo de El Madrigal totalmente lleno para recibir al CD Onda. Gullón cabeceó una falta centrada por Sánchez, lo que supuso el 1-0 y el gol de la victoria en el partido de rivalidad.
También jugaría Gullón en la derrota 2-1 en campo del Burriana, cuando no pudo marcar. El día 16-12-1967 jugaría su último partido con el Villarreal ante el Sueca. El Villarreal ganó 1-0 y Gullón le dio el pase de gol a Sastre.
En total, Gullón jugó 9 partidos con el Villarreal, marcando 4 goles y dando una asistencia. 
El 20-12-1967, Gullón estaba en Madrid, para pasar las Navidades con su familia y quedó para merendar con González y Morilla, que eran jugadores del Deportivo y con sus parejas. Cuando terminaron y volvían a casa, en las cercanías de la Casa de Campo, el coche conducido por su amigo Antonio Segovia del Rey derrapó, se abrió una puerta y Gullón salió disparado dándose un fuerte golpe en la cabeza con un árbol. Lo llevaron a la residencia La Paz, pero no pudieron salvarlo y murió. Su muerte se confirmó la mañana del 21-12-1967. Fue muy sentida en Vila-real y en A Coruña.
La temporada siguiente, Radio Popular de Vila-real, instauró un premio con el nombre de Gullón, que premiaba al jugador más regular del Villarreal. La primera edición la ganó Eusebio y la hermana de Gullón, fue la encargada de darle el premio al gran capitán del Villarreal.
Aunque sólo estuvo 2 meses en el Villarreal se establecieron vínculos de amistad entre jugadores y directivos del Villarreal y la familia de Gullón. Así, por ejemplo, más de 20 años después de la muerte de Gullón, la familia vino a ver un Villarreal-Granada.

Valora esta noticia:
[Total: 4 Average: 5]

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba