Muchos motivos para sentirse orgulloso

La jornada de ayer dejó vivencias y momentos para la historia, fue un día que todos los que lo vivieron recordarán para siempre. El Villarreal estuvo muchos minutos tocando la gloria, tras la experiencia única del título conseguido la temporada pasada. Los groguets tienen muchos motivos para sentirse orgullosos.

EL EQUIPO amarillo, capitaneado por un entrenador que le impregna un gen competitivo muy reconocible, perdió ayer tras haber puesto contra las cuerdas a una de las tres mejores escuadras del mundo, venía de eliminar a la Juventus y al Bayern de Munich, en la máxima competición continental. Lo dio todo ayer hasta que se desfondó físicamente, con todas las adversidades y lesiones. Acabó con Gerard y varios jugadores tocados.

LA AFICIÓN se podrá igualar, pero no superar a esta afición. Ayer se impuso a la lluvia y a todas las adversidades y estuvo con el equipo desde bien iniciado el día, con su recibimiento al bus en Miralcamp y el estadio. Una vez iniciado el encuentro ambiente en el interior no tuvo nada que envidiar a los grandes estadios europeos. Reconocido por la propia hinchada y prensa inglesa. Lo vio todo el mundo futbolístico por televisión, todos fueron testigos de la gran muestra de cariño y sentido de pertenencia de esta afición con su equipo. La despedida que pese a caer eliminados le rindió la parroquia grogueta al Villarreal fue digna de una entidad como lo que es, una de las grandes de Europa.

Ahora solo queda tirar el resto en las cuatro últimas jornadas de liga, tienen que ser cuatro victorias que permitan volver a vivir la próxima temporada nuevas noches de gloria europeas.

Valora esta noticia:
[Total: 1 Average: 5]

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba