Indignado y con el orgullo amarillo pisoteado

Siempre suelo ser muy complaciente, pero ahora me siento indignado, humillado y con el orgullo amarillo pisoteado. Es inadmisible por parte de nuestro club, y nunca hablo así, que se permita mezclar en masa a la afición visitante, con nuestra propia hinchada.

Eso puede ser un cóctel muy peligroso. Y esperemos que antiviolencia no tome cartas en el asunto. Si se construyó la grada visitante es para que los aficionados foráneos estén bien controlados, y para garantizar la seguridad en el estadio. Nuestra entidad siempre ha sido muy tajante en temas de integridad física, incluso hacia nuestra propia hinchada, en muchos aspectos, y todo lo que sea por bien y para seguir la gran evolución en materia de la prevención de la violencia en recintos deportivos de todo el mundo desde que ocurrió la tragedia de Heyssel en 1.985 me parece maravilloso. Pero sabiendo que los jugadores del Español habían pagado el viaje a sus aficionados, costeando estos las entradas, y la urgencia clasificatoria de ellos, sabemos que eso genera un efecto reactivo de desplazamientos masivos ante el miedo o afán por mantener o recuperar una pertenencia de categoría, efecto que también hemos vivido a veces nuestra afición en desplazamientos aún mas masivos. Pero debe primar irrefutablemente la seguridad frente a los intereses económicos del Villarreal por recaudar unas “perras” mas. Eso no se negocia. Y si el problema ha sido que se han transferido muchos carnets que tienen que ser personales e intransferibles, el club debe tener los mecanismos de control para detectarlo, como lo tiene para impedir la entrada de un niño groguet con una manzana para merendar, para evitar que a uno que se le ha olvidado el movil en el coche vuelva a poder acceder al partido o para no dejar ni un segundo a un aficionado local en el vomitorio viendo la ultima jugada de la primera parte antes de ir al baño, cuando hoy hemos visto escaleras de acceso ocupadas por aficionados pericos en pleno partido.

Cada uno de los aficionados que ponemos el pase en el torno somos observados, incluso a veces se nos toma el mismo para introducirlo ellos, con lo que detectan fácilmente si uno es amarillo o perico.

Nuestra afición es lo mas importante, es el ALMA y la esencia de este club. El patrimonio mas importante de la entidad y merecemos un respeto. Y un DIEZ a los que hemos aguantado todos los condicionantes negativos posibles, en un día intempestivo, en un mal horario y contra el último clasificado. Sempre Endavant Villarreal fins la mort!

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba