Terminó la Copa

Después de siete victorias fuera de casa, llegó el golpe de la temporada. Quedará para la historia que el Villarreal perdió en Miranda de Ebro, 4-2 y con Chakla de titular. La afición empezaba a soñar, de hecho, cien personas viajaron a Anduva para animar al equipo fuera de casa. Era una oportunidad histórica, sin el Sevilla, sin el Betis, sin el Atlético, sin el Valencia, con el Granada ya clasificado, parecía una gran oportunidad de volver a hacer historia.

Esperaba un pueblo parecido en habitantes a Burriana, un recibimiento con bengalas y al grito de “millonarios de ……”, una caja de zapatos donde en dos pases pasabas del medio del campo al área rival. Con un césped donde el balón nunca sabías como podía botar. La ilusión, el partido de sus vidas, desde el niño en el carro a la anciana del pueblo se sabían la alineación del Mirandés.

Del partido, el Villarreal realmente empezó bien, con un Ontiveros muy motivado, pero la alegría duró quince minutos, ahí empezó la pesadilla. Un error de Chakla dejó al brasileño Matheus solo delante de Andrés para adelantar a los locales, los balones entre los laterales y los centrales del Villarreal daban más miedo que Chucky el muñeco. tuvo una muy clara Merquelanz, una jugada en un fallo de Andrés que obligó a Iborra a forzar la amarilla y casi expulsarse. Ontiveros clavó la falta e igualó, pero los locales seguían con su plan, y antes del descanso el árbitro les metió en el partido, un penalti pitado obviamente para callar las críticas del penalti de Jaume Costa contra el Granada puso al Mirandés con el 2-1 antes del descanso. Por cierto, una jugada revisada casi un minuto después, igual a partir de ahora revisan cinco minutos antes de cada gol para intentar anularlo, y también decir que Quintillà no acaba de cortar el pase, pero bueno, pese a todo lo arbitral el Villarreal estaba a uno de forzar la prórroga.

Empezó la segunda parte con Peña de lateral y Mario central, con un penalti marcado por Cazorla, y con otro error arbitral, una jugada que empieza con unas manos acaba con una falta del Villarreal y esta en un desajuste de Zambo acaba con el tercer gol del Mirandés. Esta vez no revisaron la jugada por cierto. Lo intentó el Villarreal, con una de Gerard pasando cerca del palo y una buena jugada de Moi, pero realmente tampoco llegó a tener nunca esa falta o ese córner en el que el portero puede subir y tirar de épica. Con todo el equipo volcado llegó el cuarto y el final.

Termina la Copa, espero que siga este formato, aunque con seguramente el Villarreal en competición europea, la copa volverá a ser la tercera competición. Por cierto como ya veo venir las críticas al entrenador, decir que precisamente el entrenador del Mirandés tampoco era un entrenador top, de hecho ha entrenado la mitad de los partidos que Calleja, y algunos de ellos, en la liga de Chipre. De la temporada, lo mismo, claro que quedan cosas por las que pelear, la UEFA e incluso la Champions son objetivos no muy complicados. El sábado, Valladolid, con los nuestros muy cansados y ellos toda la semana preparando el partido. Aún así toca sacar un buen resultado, de no ser así, seguramente volverán los tiempos de Noviembre y el ambiente será irrespirable.

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba