Tragaluz de ilusión amarilla

En tiempos de desasosiego, con lo terrible de la tenebrosidad de la pandemia, se abre un tragaluz de ilusión futbolera amarilla. La ilusión, pasión, ese fuego interior inexplicable del sentimiento amarillo, que nos hipnotiza interiormente a muchas personas, se focaliza en la Copa, mañana, en los sueños encauzados de toda una población, de mucha gente de la provincia y del resto de España que ama o simpatiza con nuestro club.

Unai Emery es un experto en estas lides, en la plantilla, como diría el gran Robert Pires la calidad la tenemos, a pesar de las bajas. Miranda de Ebro generó una catarsis de dimensiones grandes hace un año. Pero ahora es otra historia, la presión sin dudas es para el Levante U.D. Son los favoritos porque vienen de hacer una gran gesta, porque juegan en casa, llegan en racha e incluso ellos mismos se ven cerca de semifinales. Nosotros llegamos mermados por algunas lesiones, pero no dudo que el míster lo tiene todo milimétricamente estudiado y no duden, que algo secreto ha preparado para mañana.

Hay que dar el alma por este club, por nuestra afición y por el escudo. Mi corazón bombea sangre amarilla a borbotones cada segundo que falta para el partido ¡Vamoooooos carajooooo submarinooooooo!

Valora esta noticia:
[Total: 1 Average: 5]

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba