Vuelta a la realidad para el Villarreal

Justo en la cresta de la ola, el Villarreal volvió a la realidad. En una jornada poco propicia, con el Valencia totalmente desaparecido en Anoeta y con el Sevilla dándole un repaso histórico al Getafe. Al Villarreal solo le servía ganar, o mínimo empatar. Contra un rival que venía de ganar con mucha suerte al mejor equipo del mundo. Tras casi cien días sin perder fuera de casa en liga, al Villarreal se le presentaba la oportunidad de ganar en ese lugar donde casi nadie lo hace, de hecho, solo cuatro equipos en liga, desde que se trasladaron al Wanda. Con un once totalmente nacional y con doscientos aficionados groguets animando al equipo. Era el día para volver a soñar, pero con De Burgos Bengoetxea, los sueños duran menos que un caramelo en una escuela.

El partido empezó con un Villarreal tranquilo en el Wanda, teniendo el balón, sin sufrir. En la primera ocasión real del partido el equipo se adelantó en el marcador, gracias a un buen disparo de Paco Alcácer. El Atlético reaccionó, y con una doble ocasión de Morata y Savic, Asenjo ya se convirtió en el héroe groguet. Pero el equipo seguía cómodo, Pau la sacaba bien, Peña era una pesadilla para Lodi y Cazorla manejaba el centro del campo. Hasta el minuto clave del partido. 21:36 de la noche de un domingo de febrero, centro de Alberto Moreno y manos de Savic, en la siguiente jugada, un fallo de Albiol y el empate de Correa. Nunca vimos la repetición de la jugada, el árbitro no miró al VAR y el partido cambió por completo. Este árbitro ya nos eliminó en Miranda, con un penalti dudoso de Quintillà con el marcador empatado, y con unas manos no pitadas antes de la falta que supone el tercer gol del Mirandés en el partido. Ayer nos la volvió a jugar, el único partido que recuerdo ahora mismo en el que haya desaparecido una repetición es un Madrid-Valencia, un fuera de juego de Soldado. En el 2012. Aún así con empate en el marcador, y en la segunda parte, Alberto tuvo el 1-2, pero luego una jugada mal defendida, sirvió para la remontada del Atlético y tras el regalo de Chukwueze el partido ya era imposible de remontar. El Atlético hizo dos cambios definitivos para el partido, Trippier por la banda de Alberto y Joao por el medio. Calleja en cambio eligió a Chukwueze. Espero que con el tiempo corrija estos errores. 

Seguramente el partido en San Mamés marcará el futuro del Villarreal, la primera temporada en la que el Villarreal se clasificó para Champions, a estas alturas de la temporada el equipo tenía cuarenta puntos y perdía por un gol a cero en Zaragoza. Pienso lo mismo que la semana pasada pensaba internamente, pasar de San Mamés con más de cuarenta puntos, supone pelear por algo importante. En caso de empatar o perder, seguramente habrá que pelear la séptima plaza con el Valencia y el Granada y confiar en ver a la Real Sociedad levantar la Copa del Rey en Sevilla. Un Athletic club, que lleva cuatro derrotas seguidas en liga y diez partidos sin ganar en la competición liguera. Que viene de perder en Vitoria en un partido con un arbitraje desastroso de Mateu Lahoz. Veremos hasta que punto reservan jugadores para la vuelta de la Copa, o van con todo teniendo en cuenta que están a nueve puntos del descenso y que últimamente tanto Mallorca como Celta empiezan a puntuar. La agrupación organiza viaje, es cierto, que el Athletic ha puesto las entradas a 45 euros, pero bueno, hay que intentar no dejar solo al Villarreal un partido vital para definir los objetivos de la temporada.

Valora esta noticia:
[Total: 0 Average: 0]

Comenta esta noticia:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba
Grupo de WhatsApp
Mandar por WhatsApp